Connect with us

Escolta Privado

Personalidad Importantes Protección de escaleras y ascensores –Escolta Privado

Personalidad Importantes Protección de escaleras y ascensores –Escolta Privado

Published

on

Photo: fjcastro

PERSONALIDAD A PIE FIRME 

La Capsula de Protección en esta situación adoptara las medidas siguientes: 

-El responsable de la misma permanecerá siempre detrás de la personalidad. 

Atento a los movimientos del público y presto a realizar la evacuación del protegido. 

-Un escolta se situara en la entrada del local o dependencia y controlara a todos los asistentes que tengan acceso al acto, en compañía de un miembro del protocolo u organización. 

-En el interior del local se establecerán los escoltas que sea oportunos, en actitud de vigilancia, observando a las personas que entren, procurando que haya rapidez de paso en línea. 

Si la línea de protección estuviera al aire libre se reforzaran el segundo y tercer círculo de protección. 

LINEAS DE RECIBIMIENTO Y CONTROL 

Se utiliza cuando una personalidad situada en u lugar determinado y espera a un gran número de personas que han de pasar a saludarla. De igual manera puede ser a la inversa, que la personalidad salude a un público asistente a un acto. 

En principio, las personas asistentes al acto estarán debidamente controladas (en control de accesos, acreditaciones, por personal de protocolo u organizadores), pero existe el riesgo de la cercanía del protegido con el público. 

En una línea de recibimiento se nos plantean dos casos: que la personalidad este a pie firme o que por el contrario este en movimiento. 

PROTECCIÓN DE ESCALERAS 

El servicio de protección se articula mediante la presencia de un escolta que precede al protegido y otro que le acompaña caminando, ligeramente retrasado. Estas posiciones de los miembros del equipo de escolta pretenden prevenir situaciones de riesgo que provengan de zonas delantera y trasera en relación al movimiento del protegido. 

El escolta que ocupe la posición delantera debe prestar especial atención a los rellanos y pasillos que encuentre en su camino, al objeto de detectar personas u objetos que le infundan sospechas. En el supuesto de localizar algo que, razonablemente, pueda suponer riesgo para el protegido, interrumpirá su desplazamiento y habilitaran otra via de acceso al lugar del destino. 

Situación de escaleras: Como especialidad de la protección en escaleras, puede citarse la correspondiente a aquellas de naturaleza mecánica que, cada vez con más frecuencia, se encuentran en edificios y centros comerciales. En estos supuestos, se debe situar el servicio en la forma prevista, pero además se prestara atención a las personas que se desplacen por la escalera gemela de sentido opuesto; dado que desde ella puede producirse un ataque, seguido de huida inmediata. 

PROTECCIÓN EN ASCENSORES 

Como norma general conviene evitar tomar ascensores y montacargas cuando sea posible utilizar las escaleras y siempre que se trate de poca altura. 

De esta norma debe abstraerse el ascensor del centro de trabajo ya que se supone que se encuentra dentro de una zona controlada. 

La mecánica del servicio de escolta en el ascensor responde a las siguientes consideraciones: 

Al menos un miembro del equipo de escolta acompañara al VIP, dentro del ascensor. 

El resto del servicio utilizara otro ascensor o hará uso de las escaleras. 

La salida del ascensor la efectuara en primer lugar el protector, al objeto de verificar que el aérea del vestíbulo se encuentra en situación de normalidad, para lo cual, si se dispone de esos recursos, enlazara visualmente con el agente de protección allí establecido. 

En los supuestos de avería del ascensor e inmovilización entre plantas procurara solicitarse auxilio con el equipo de comunicaciones que porte el agente de protección que acompañe al VIP. 

Tipos de crisis


Una crisis es el estado de desorganización producido por el impacto de una situación que altera la vida y que sobrepasa la capacidad normal de las personas para enfrentar problemas.
Estas situaciones son conocidas como eventos críticos, es decir, situaciones que producen un gran estrés, debido a que rebasan las experiencias humanas normales. Por ejemplo: un terremoto, un accidente grave o un asalto violento. Las
crisis pueden ser el resultado de tres tipos de incidentes:
a. Desastres o Catástrofes naturales

b. Comportamiento humano (asaltos, secuestros, sabotaje, huelgas)


c. Colapso tecnológico (cortes de energía, crisis informáticas y otros).


 Crisis esperadas
Las crisis esperadas son las ocurren a partir de hechos que son parte de la vida misma y marcan el paso a una nueva etapa, que requiere tareas diferentes, por tanto, es posible anticipar su ocurrencia. Por ejemplo: el matrimonio, el nacimiento de un hijo, regiones vulnerables a desastres, etc. En el caso de la seguridad privada, existen personas que por la naturaleza de su trabajo pueden sufrir atentados.


 Crisis no esperadas
Ocurren a partir de acontecimientos que aparecen inesperadamente en la vida de las personas o de los grupos y, por tanto, tienen un efecto más destructor.


Efectos de las crisis
Una situación de crisis no solo afecta a las personas individualmente, sino también afecta las relaciones entre las personas en la familia, los grupos, los equipos de trabajo o las empresas.
Las personas afectadas por el evento crítico pueden presentar algunos de los siguientes efectos:
• Incredulidad y confusión.
• Dificultad para pensar y concentrarse.
• Dificultad para encontrar solución a los problemas.
• Dificultad para tomar decisiones.
• Fuerte impacto emocional, estado de shock.
• Emociones intensas de angustia, tristeza, rabia, miedo o impotencia.
• Tensión, irritabilidad, impulsividad.
• Revivir los efectos emocionales generados por la crisis.
• Conductas equivocadas.

Incorporación de protocolos para el manejo de crisis
Por la naturaleza de las funciones de las entidades de seguridad privada, existen crisis que tienen mayor probabilidad de ocurrencia.
Por ejemplo:
• En un servicio de transporte de valores,
• En un atentado en una caravana que custodia a un alto funcionario, etc.
Anticipar las acciones para enfrentar una crisis implica contar con un equipo preparado para coordinar el enfrentamiento de las crisis al interior de la empresa.
Adquisición de capacidades especiales para el manejo de crisis
Cuando una persona ha enfrentado hechos violentos es necesario brindarle los primeros auxilios psicológicos, partiendo de la idea de que, las personas expuestas necesitan atender sus propias emociones y las de otros para sobrevivir, recuperarse y sanar.
Los efectos del trauma se encuentran entre los padecimientos más debilitantes y quizás de más larga duración que pueden afligir a un ser humano. Los efectos del trauma emocional, sin el cuidado y la atención adecuados, pueden durar toda la vida.
Es importante tener presente que la reacción física al estrés es una respuesta saludable y, por lo tanto, es buena idea aprender a reconocer sus síntomas para que no nos asusten y permitamos que fluyan sin oponer resistencia. Sin embargo, en algunas personas con traumas previos, estas sensaciones podrían ser
detonantes: su sensación de seguridad podría verse comprometida y pueden experimentar algunas lagunas de memorias.

Escolta Privado

Teoría del tiro. Balística. –Escolta Privado

Teoría del tiro. Balística interna. Balística externa. Balística de efectos. –Escolta Privado

Published

on

Photo: fjcastro

1.- FENÓMENO DEL TIRO: FUERZAS QUE OBRAN SOBRE EL PROYECTIL.

Al apretar el disparador, el percutor es impulsado hacia delante golpeando bruscamente al fulminante, comunicando fuego a la carga de pólvora y produciendo gases en su activación.

LA POTENTE PRESIÓN DE LOS GASES SE TRADUCE EN LOS SIGUIENTES EFECTOS:

a).-Retroceso del arma o culatazo.

b).-Salida del proyectil.

LAS FUERZAS QUE IMPULSAN A LA BALA SON LOS SIGUIENTES:

a).-De proyección: La fuerza de los gases que la hacen avanzar.

b).-De rotación: Producida por las estrías del anima, para facilitar su penetración en las capas de aire.

LAS FUERZAS QUE FRENAN LA BALA SON LAS SIGUIENTES:

a).-Resistencia del aire, que se opone al avance.

b).-Gravedad de la tierra, que atrae a la bala o proyectil hacia el suelo por su peso.

2.-DEFINICIÓN DE TRAYECTORIA.

Es la línea imaginaria descrita por el centro de gravedad del proyectil durante su recorrido en el aire, su parte más alta se denomina vértice, posee dos secciones, la rama ascendente que corresponde desde el punto de origen hasta el vértice, y la descendente, desde el vértice hasta el punto de caída

2.1 .- PARTES DE LA TRAYECTORIA.

2.1.1 ORIGEN DE LA TRAYECTORIA (O):

Es el centro de la boca de fuego en el momento del disparo.

2.1.2 EJE DEL ARMA:

Eje geométrico del tubo del arma.

2.1.3 VÉRTICE DE LA TRAYECTORIA:

Es el punto más elevado de la misma en relación con el plano horizontal.

2.1.4 RAMA ASCENDENTE:

Es la parte de la trayectoria comprendida entre el origen y el vértice.

2.1.5 RAMA DESCENDENTE:

Es la parte de la trayectoria comprendida entre el vértice y el punto de llegada.

2.1.6 PUNTO DE CAÍDA (PC):

Lugar donde la trayectoria se encuentra con el plano horizontal.

2.1.7 PUNTO DE LLEGADA O IMPACTO (PI):

Es el punto en que la trayectoria encuentra al terreno o al blanco.

2.1.8 ALCANCE HORIZONTAL:

Se denomina así a la distancia desde el origen al punto de caída.

2.1.9 ALCANCE INCLINADO O DISTANCIA DE TIRO:

Es la distancia desde el origen al punto de llegada.

2.1.10 ORDENADA (Y):

Es la perpendicular trazada desdde cualquier punto de la trayectoria al plano horizontal.

2.1.11 ORDENADA MÁXIMA:

Es la que corresponde a la trazada desde el vértice de la trayectoria.

2.1.12 ABSCISA (X).

Es la distancia que existe desde el origen del arma y el pie de cualquiera de las ordenadas.

2.1.13 FLECHA O ALTURA DE TIRO (F):

Es la mayor perpendicular trazada desde la trayectoria a la línea de situación.

2.1.14 TENSIÓN DE LA TRAYECTORIA:

Es el mayor o menor grado de curvatura de la misma.

2.1.15 ROSA DE TIRO:

Se llama así al agrupamiento formado por más de 100 impactos.

2.1.16 HAZ DE TRAYECTORIAS:

Es el conjunto de trayectorias descritas por los proyectiles que producen un agrupamiento.

2.1.17 DISPERSIÓN DE TIRO:

Es el fenómeno en virtud del cual se esparcen en una determinada superficie los impactos producidos por un misma arma y disparando en idénticas condiciones y circunstancias.

2.1.18 PLANO HORIZONTAL (PH):

Es el que pasa por el origen de la trayectoria.

2.1.19 PLANO DE TIRO (PT):

Es el plano vertical que pasa por la línea de tiro.

2.1.20 LÍNEA HORIZONTAL (LH):

Es la intersección entre el plano horizontal y el plano de tiro.

2.1.21 LÍNEA DE MIRA (LM):

Es la visual determinada por los dos puntos correspondientes de los elementos de puntería del arma y que va al blanco u objetivo.

2.1.22 LINEA DE PROYECCIÓN (LP):

Es la prolongación del eje del arma en el momento del disparo.

2.1.23 LÍNEA DE SITUACIÓN (LS):

Es la resta que une el origen del tiro con el blanco a batir.

2.1.24 LÍNEA DE TIRO.

Es la prolongación del eje del arma dispuesta para el disparo.

2.1.25 ANGULO DE ARRIBADA (AA):

Es el formado por la tangente a la trayectoria en el punto de llegada con la línea de situación.

2.1.26 ANGULO DE CAÍDA (AC):

Es el formado por la tangente a la trayectoria en el punto de caída con el plano horizontal.

2.1.27 ANGULO DE ELEVACIÓN (AE):

Es el formado por la línea de tiro y la línea de situación.

2.1.28 ANGULO DE LLEGADA O INCIDENCIA (AI):

Es el formado por la tangente a la trayectoria en el punto de llegada con el terreno o blanco.

2.1.29 EL ÁNGULO DE MIRA (AM):

Es el formado por la línea de mira y la línea de tiro.

2.1.30 ANGULO DE PROYECCIÓN (AP):

Es el formado por la línea de proyección y el horizonte del arma.

2.1.31 ANGULO DE SITUACIÓN (AS):

Es el formado por la línea de situación y el horizonte del arma. Si el blanco está por encima del horizonte del arma es positivo, y se llama “de relevación”, y si el blanco está por debajo del horizonte del arma, es negativo y se llama “de depresión”.

2.1.32 EL ÁNGULO DE VIBRACIÓN.

Es el formado por la línea de tiro y la de proyección, puede ser positivo, negativo y de depresión

3.-DEFINICIÓN DE LA DISPERSIÓN.

Es el fenómeno en virtud del cual se esparcen en una cierta superficie del blanco los impactos producidos por los proyectiles disparados en igualdad de condiciones.

4.-DEFINICIÓN DE AGRUPAMIENTO.

Es el conjunto de impactos obtenidos en un blanco con un arma que dispare contra él con los mismos datos de tiro. La manera de conseguir un buen agrupamiento consiste en apuntar siempre y correctamente al mismo sitio.

LAS CAUSAS PRINCIPALES DE UN MAL AGRUPAMIENTO PUEDE SER LAS SIGUIENTES:

a).-Dar sacudidas con el hombro o fuertes tirones con el dedo o cerrar los ojos al disparar.

b).-No apuntar siempre al mismo sitio.

c).-Poner poca atención durante la realización del ejercicio.

5.-VELOCIDAD INICIAL.

Es la velocidad del proyectil a su salida de la boca de fuego.

6.-VELOCIDAD REMANENTE.

Es la velocidad del proyectil en un momento determinado de su trayectoria.

7.-VELOCIDAD REMANENTE DE CAÍDA.

Es la que tiene el proyectil precisamente en el punto de caída.

8.-VELOCIDAD REMANENTE DE LLEGADA.

Es la que tiene el proyectil en el punto donde hace al impacto.

ALIMENTAR: Se dice que un arma esta alimentada cuando su deposito contiene algún cartucho.

CARGAR: Se dice que un arma esta cargada cuando tiene algún cartucho en la recamara.

APUNTAR: Consiste en llevar rápidamente la línea de mira al punto concreto del blanco que se desee batir.

DISPARAR: Es la operación que consiste en presionar el dedo sobre el disparador para hacer fuego, se efectuara en dos tiempos que vienen marcados por el disparador: al final del primero se hará una larga inspiración. En el segundo, se contendrá la respiración, se perfeccionara la puntería y se continuara oprimiendo hasta que el disparo nos sorprenda.

PUNTERÍA: La puntería comprende los siguientes ejercicios:

1*.- Tomar la línea de mira.

Consiste en lograr la visual que parte del ojo del tirador, pase precisamente por el punto medio de la base imaginaria de la muesca del alza y por la cúspide del punto de mira.

2*.- Llevar la línea de mira al blanco.

Consiste en mover el arma hasta conseguir que el blanco coincida con el vértice o cúspide del punto de mira sin haber variado la posición relativa del ojo, alza y punto de mira, obtenida al tomar la línea de mira.

3*.- Comprobación de la regularidad de las punterías.

Tiene por objeto reiterar los ejercicios anteriores sobre la fundamental acción de puntar y poder

conocer los errores que se cometan.

TIRO

1.-TIRO DE CAZA ARMA LARGA: Consiste en encarar el arma con toda rapidez sin detenerse a materializar la línea de mira (al estilo cazador) y disparar cuanto antes. Este sistema, claro esta, es difícil para aquellos que tengan los brazos cortos, los cuales deben renunciar a el desde el primer momento, si portan un FUSA.

2.-TIRO CON ARMA CORTA:

2.1.-GENERALIDADES: Se supone el arma fuera de la funda y empuñada perfectamente (no hay que imitar a los pistoleros del oeste Americanos).

-Se adoptara la guardia baja que consiste en mantener el cuerpo inclinado ligeramente hacia adelante pero equilibrado, las piernas algo flexionadas por la rodilla y los pies separados y «atornillados» al suelo.

-Se dará frente al blanco y se adoptara una actitud agresiva.

-El brazo derecho extendido y rígido, inclinado unos 45* con respecto al suelo, para impedir que un disparo fortuito pueda incidir con el suelo a menos de 15 m. del tirador.

-Los ojos no se separaran del blanco desde este momento.

-Lo reglamentario es mantener la pistola a la altura de la cabeza apuntando hacia arriba, esta forma que llamaremos «guardia alta» se puede utilizar en los primeros momentos hasta que los tiradores demuestren la indispensable pericia; y siempre antes de ocupar su puesto en la línea de tiro, por simple prudencia.

2.2.-ENCARAR EL ARMA Y DISPARAR.

-Partiendo de la posición inicial (guardia baja) se eleva el brazo en un movimiento rápido hasta encarar el arma (como si se señalara con el dedo índice).

-La parada del brazo debe ser bien marcada y en seco; mirada en el blanco y no en el arma.

-En el mismo momento en que se detiene el brazo (y no antes), se producen dos disparos seguidos a la mayor cadencia posible.

-Inmediatamente después se vuelve a bajar el brazo con la misma energía y rapidez, para adoptar nuevamente la posición inicial (guardia baja).

-Todo ello sin dejar de mirar al blanco, que debe ser como una obsesión.

-Existen otros sistemas de encarar el arma y consiste en elevar al mismo tiempo los dos brazos, con lo cual se aumenta en cierto modo el equilibrio durante el movimiento y al mismo tiempo se cuenta con una referencia para mejorar la orientación del arma en dirección y altura. (En la practica los resultados son contradictorios; unos si otros no).

BALÍSTICA.

INTRODUCCIÓN

En términos sencillos, la balística es la ciencia que define hasta dónde puede llegar un proyectil y con cuánta fuerza. Por otro lado, conceptualmente, el término balística posee un amplio contenido que resulta conveniente poder analizar paso a paso. En primer lugar, por balística podemos entender el poder de impacto que puede llegar a registrar un disparo realizado con una munición determinada. En este sentido, la balística queda condicionada por dos grandes conjuntos de factores: los internos u objetivos, estrechamente relacionados con las características propias del arma utilizada; y los externos o ambientales, vinculados a las condiciones atmosféricas reinantes en el momento del disparo y al tamaño del objetivo que se pretende abatir.

Dentro de los factores internos que condicionan la balística debemos tener en cuenta los siguientes elementos:

– La velocidad y el peso del proyectil utilizado en el disparo

– El grado de deformación que puede experimentar la bala en el momento en que impacta contra el objetivo

– La forma de la bala y de su punta (dura o expansiva)

– La estrecha relación entre el diámetro y el peso de la bala

Sólo atendiendo a estos condicionantes internos y a los externos mencionados anteriormente podremos conocer el poder de impacto de un tipo de munición determinada. Por otro lado, como regla general, el tirador debe tener en cuenta que los calibres menores son más veloces que los pesados en disparos a corta distancia. Por el contrario, si la distancia aumenta, los calibres pequeños resultan menos eficaces que los más pesados.

En balística, el poder de impacto se expresa en kilográmetros, una medida que se obtiene tras

restar a la velocidad de la bala en el momento del impacto (expresado en metros/segundo) su peso (en gramos). Esta cifra se multiplica por el diámetro de la bala (en milímetros) y el total obtenido se divide por 800. Tras esta operación se obtiene un número entre 2 y 10 que representa el poder de impacto del cartucho a diferentes distancias. Esta cifra, expresada en kilográmetros, elevada al cubo marca el peso del animal que puede ser abatido con el cartucho analizado a una distancia determinada.

Uno de los elementos más importantes de la balística son las tablas de tiro.

Se trata de unos documentos fundamentales para que los disparos resulten eficaces. Entre otras

variantes, estas tablas indican la velocidad, la energía y la trayectoria de un cartucho determinado. En este sentido, por lo general, un cartucho ligero y poco potente como el .222 Remington resulta muy veloz y eficaz en los primeros metros, pero poco a poco va perdiendo precisión y energía en el momento en el que aumentan las distancias. Todo lo contrario de lo que ocurre con los cartuchos más potentes, que siempre son más lentos pero que cuentan con una energía progresiva. Por ejemplo, el popular .300 Winchester Magnum cargado con 168 grains (10,9 gramos de plomo), en un tiro a 200 metros, va a una velocidad de 850 m/s y tiene una energía de 3900 julios. Esto supone un poder de impacto de unos 7 kilográmetros a 200 metros. Por tanto, el tirador podrá abatir a un ciervo de unos 350 kilogramos con total suficiencia.

Un último aspecto fundamental de la balística es el ajuste del arma. Esta operación se lleva a cabo para compensar la caída de la bala durante su trayectoria. Por ejemplo, un calibre .222, en un disparo centrado, a unos 200 metros presenta una caída de aproximadamente 3cm por debajo del punto de impacto inicial. Por tanto, para hacer blanco, el tirador deberá apuntar unos 3cm por encima de su objetivo.

El núcleo de estudio de la balística se centra en el estudio de las fuerzas, trayectorias, rotaciones y comportamientos diversos de los proyectiles en diferentes ambientes de empleo, además de la forma del proyectil, sustancias, temperaturas, presiones gaseosas, etc., situaciones que suceden en las diferentes fases del disparo, desplazamiento del proyectil a lo largo del ánima y salida al exterior, trayectoria e impacto. El estudio de la balística centrado en las armas de fuego es parte de los estudios forenses.

Partes de estudio en Balística

La balística puede considerarse dividida en tres ramas:

 1.-Balística interior: Aquella que estudia el movimiento del proyectil en el interior del ánima del tubo del arma (en su fase inicial de lanzamiento) desde que empieza su desplazamiento y hasta que abandona el tubo del arma. Es decir, estudia todos los fenómenos que impulsan al proyectil, así como el quemado de la pólvora, la presión gaseosa, el giro y rozamiento dentro del ánima, etc.

Sus pasos son:

1. Percusión: Golpe entre la aguja percutora y el percutor, y esta empuja el fulminante.

2. Iniciación del fulminante: Es la relación que se produce por el golpe (explosión de la sustancia química) para esto se necesita que exista el yunque, es la contrafuerza de la aguja percutora.

3. Quema del propelente: Ocurre a una temperatura de 320 a 480 grados centígrados. Dentro del cartucho.

4. Movimiento del proyectil.

5. Cizallamiento: aparecen las estrías de acomodación y rotación.

6. Abandono del proyectil de la boca de fuego.

7. Retroceso.

 2.-Balística exterior: Estudia las trayectorias y los efectos perturbadores del medio ambiente sobre ésta.

Estudia que y por que se afecta el proyectil desde que abandona la boca de fuego, hasta que

impacta en un lugar determinado o se detiene.

Con movimiento.

Parabólico : Resultante de la combinación entre el desplazamiento del proyectil y la fuerza de gravedad ejercida sobre este.

Translación: Espacio físico medible existente entre la boca de fuego del arma y el sitio de impacto.

Rotación: Giro del proyectil sobre su eje longitudinal, producto de la fuerza imprimida por la forma

helicoidal de las estrías .

Giroscopio: Movimiento cónico, pendular que deriva del centro de gravedad con el movimiento de rotación.

Con anima lisa (escopeta):

Parabólico.

Translación.

Vibratorio:

Movimiento circulatorio.

Dispersión: Separación del proyectil hacia cualquier dirección respecto a la línea de tiro.

 3.-Balística de efectos: Los efectos producidos por el impacto del proyectil en el objetivo.

Aunque tradicionalmente se han estudiado estas tres ramas de la balística, en la actualidad se incluye el estudio de la balística intermedia, también conocida como de transición, es aquella que estudia el movimiento del proyectil desde la salida de éste por la boca del arma, hasta su estabilización completa en el aire, todo esto debido al cambio del medio ambiente, a la fuga de gases y partículas metálicas que salen detrás de él y lo desestabilizan. Existe una balística de armamento encargada de estudiar a todo lo referido con el armamento tanto de uso de las fuerzas militares como el de uso personal, el de deporte o colección.

Para la determinación de una trayectoria balística se han de tener una serie de variables en cuenta:

g: la aceleración gravitacional—que por regla general se tiene por 9.81 m/s2 cerca de la superficie terrestre

θ: el ángulo bajo el cual se ha lanzado el proyectil, que en balística si se encuentra dentro del

intervalo de 0o a 45o se dice que es de primer sector y si se lanza 45o a 90o se dice que es de segundo sector.

vo: la velocidad inicial a la que fue lanzado el proyectil, o también la velocidad final de la rama

caliente de propulsión

yo: la altura inicial del proyectil que se considera positiva si está por encima de la superficie terrestre, cero si el lanzamiento se hace en la superfice terrestre y negativa si es por debajo de la superficie terrestre

d: La distancia total recorrida durante el vuelo

t: El tiempo transcurrido desde su lanzamiento

EFECTIVIDAD DE LOS PROYECTILES

Los efectos del proyectil, como es obvio, vendrán dados según el tipo de proyectil, que dependerá:

1. Densidad seccional y coeficiente balístico

Si tomamos dos proyectiles idénticos en diámetro, forma y tamaño, pero uno enteramente de plástico, madera o cualquier otro material liviano, y el otro de plomo, y los disparamos a la misma velocidad inicial, no cabe duda que, sin posibilidad de error sabremos cual irá más lejos y cual impactará más fuerte, evidentemente el de plomo, puesto que sus dimensiones son idénticas, su velocidad inicial también y la resistencia al aire común a ambos, lo único que los hace diferentes es la densidad del material con que están hechos, por tanto diremos que el plomo tiene mayor densidad seccional que el de madera.

Si ahora tomamos dos proyectiles del mismo material, no importa cual sea éste, y diámetro, pero de distinta longitud, no cabe duda que el más largo, a igual velocidad inicial irá más lejos y golpeará más fuerte, este último tiene mayor densidad seccional que el anterior.

También es evidente que cualquier cuerpo que desplazado dentro de un fluido, y el aire lo es, avanzará más rápidamente y será menos frenado por el fluido en que se desplaza dependiendo de la  velocidad y la forma dada al cuerpo en movimiento.

Parece claro que un proyectil de igual diámetro y peso que otro (misma densidad seccional) pero

con distinta forma en su punta, una chata y otra ojival, será éste el que tenga siempre mayor alcance y penetración

.

El mayor alcance es debido a una mayor facilidad de penetración en el aire. Pues bien, la forma

dada al proyectil unida a su densidad seccional es lo que se llama coeficiente balístico

2. Energía.

Por física sabemos que E = 1/2 m . V2, ( siendo E la energía cinética, m la masa y V la velocidad),

fórmula que aplicada a un proyectil en movimiento, indica que cuento más velocidad lleva éste, más energía es capaz de transportar.

3. Velocidad

La velocidad de un proyectil se mide en metros / segundos (m/s) o bien en piés / segundo (p/s ó

f/s). Cuando se mide en boca, se denomina VELOCIDAD INICIAL (V0) y cuando se mide a distintas distancias se denomina VELOCIDAD REMANENTE (VR).

La velocidad irá en función del calibre, peso y forma del proyectil, de la carga y calidad del cartucho, así como de la longitud de la vaina. Las velocidades indicadas en las tablas de tiro de los fabricantes, no tienen más que un valor indicativo y medio. En efecto, según el lote, la marca y el arma utilizada, las velocidades serán diferentes.

4. Poder de detención.

Realmente lo importante, lo que cuenta cuando por medio de un disparo necesitamos incapacitar a un atacante, es que la energía remanente (energía cinética que lleva el proyectil en el momento del impacto) sea transferida totalmente al cuerpo impactado.

El conseguirlo siempre, dadas las características y funciones tan diversas de los componentes del cuerpo humano o del de cualquier animal, ya no es tan sencillo, pues hasta ahora, esa mejor forma aerodinámica dada del proyectil para que pueda transportar más lejos la energía que se transfirió en el momento del disparo, facilita enormemente la penetración y consiguiente salida del cuerpo impactado, llevándose consigo la energía que queríamos transmitirle para conseguir su incapacitación por shock traumático, en el caso de no interesar ningún órgano vital.

5. Poder de penetración.

El poder de detención no lo es todo, el efecto vulnerante de un proyectil estará unido a su poder de penetración, éste último no debe olvidarse cuando el adversario a batir se encuentra protegido por una pantalla que el proyectil debe de traspasar.

El poder de penetración será, en cierta medida, inversamente proporcional al poder de contención. Fosseraud, asimismo propone un método de calculo de la penetración y una unidad de medida tan relativa y arbitraria como su STP, pero también interesante y útil, el “Perf” (Perforación).

Si el poder de contención es el producto de la energía cinética por la superficie frontal, la penetración es lo contrario, es decir, el producto de la energía cinética dividido por la superficie frontal (en cm2). Es evidente que este cálculo no tiene en cuenta ni la forma del proyectil (ojiva afilada, esférica o plana), ni su composición (plomo desnudo, encamisado, de cobre o de acero).

Continue Reading

Escolta Privado

Arma Reglamentaria del Escolta de Seguridad Privada

Arma Reglamentaria del Escolta de Seguridad Privada

Published

on

Photo: fjcastro

Pistola semiautomática

HISTORIA

Cuando se extendió el uso de las ametralladoras Maxim, varios fabricantes de armas decidieron

adaptar el mecanismo de disparo automático para crear pistolas semiautomáticas. El primer modelo exitoso fue la Borchardt creada por el armero alemán Hugo Borchardt y aparecida en 1894. Era voluminosa, frágil, incómoda y difícil de maniobrar con una mano; se caracterizó por un ingenioso mecanismo de seguro parecido a la articulación de la rodilla que era confiable.

Utilizaba el potente calibre 7.63 mm. Se fabricaron pocos ejemplares del modelo. En 1896 aparece el modelo Mauser C-96, creado por Paul Mauser. También usaba el calibre 7.63mm. Fue el primer modelo semiautomático usado en una guerra, la de Sudáfrica (Bóers).

El siguiente modelo exitoso, aparecido ese mismo año, fue la Luger Parabellum o P-08 creado por Georg Luger en 1.908, y adopatada por el ejército alemán como su pistola oficial durante la Primera Guerra Mundial. Se caracterizó por mejorar el mecanismo de seguro de la Borchardt y por ser el primer modelo en utilizar el calibre 9 mm Parabellum (o 9 mm Luger en esa época), también creado por el fabricante.

Su modelo sufrió varias modificaciones y estuvo en producción hasta la segunda Guerra Mundial.

El primer armero estadounidense en crear pistolas semiautomáticas fue John Browning, que comienza a desarrollar sus propias pistolas de acción simple y en 1900 comienza a colaborar con FN y la marca Colt para la que diseñó en estos años varios de los cartuchos clásicos más conocidos para pistola: el .25 ACP (6,35x16mm), el .32 ACP (7,65x17mm) y el .380 ACP (9x17mm o más popularmente el 9 corto) que empleó indistintamente para sus diseños en Europa y Estados Unidos.

Todos estos calibres ACP (Automatic Colt Pistol) fueron los más populares para pistola en Europa durante muchos años, aunque en Estados Unidos pronto se vieron eclipsados por el potente .45 ACP del propio Browning.

La Colt M1911 fue el primer modelo con un excelente poder de parada, y también primero en utilizar el calibre .45 ACP, creado para ese modelo por su fabricante. Un arma legendaria en América.

Empleada por el Ejercito estadounidense durante 74 años. En 1926 se hizo una nueva versión, con ligeras modificaciones, llamada Colt M1911A1.

La primera pistola de doble acción fue la Walther PP diseñada en 1929 para uso policial y en varios calibres de baja potencia. El primer modelo de doble acción de uso militar fue la Walther P38, utilizado por primera vez por el ejército alemán en la Segunda Guerra; podía recargarse su munición y dejarse lista para disparar sin riesgo de disparo accidental.

La pistola Browning Hi-Power (HP-35), desarrollada en 1935, fue la primera en tener un cargador

con 2 hileras para almacenar más munición. Además de mejores seguros contra disparos accidentales y otras mejoras. Todavía se sigue fabricando el modelo original y versiones de doble acción. Junto con el modelo M1911A1 han sido posiblemente las pistolas más copiadas e imitadas de la historia. Este modelo fue empleado en la Segunda Guerra Mundial tanto por los alemanes (que la fabricaban en la Bélgica ocupada) como por los británicos (que las compraban de Canadá).

DEFINICIÓN

Se denomina pistola a toda arma corta de uno o varios disparos de repetición o semiautomática,

excepto las que tienen un sistema de recámaras giratorias, las cuales las clasificamos en el grupo de los revólveres.

La historia de la pistola guarda estrecha, relación con la evolución de la mecánica, la cartuchería, el uso militar y civil y el deporte. Los factores más importantes para la adopción de las armas cortas eran, además de la movilidad y facilidad de uso, la ocultación y la facilidad de transporte.

El logro del arma de repetición se quedó pequeño para los fabricantes de arma que buscaron la transformación del sistema de repetición, meramente manual, en un semiautomatismo.

Se llama pistola semiautomática, porque el mecanismo que coloca un nuevo cartucho en el arma

después de disparar es automático, pero como hace un solo disparo al apretar el gatillo una sola vez, no se puede considerar arma automática y se le denomina semiautomática.

Si comparamos las prestaciones de las semiautomáticas contra los revólveres encontramos las

siguientes ventajas:

– Poseen más munición. (comúnmente de 7 a 15 cartuchos)

– La recarga de munición es más rápida. (Y se logra expulsando el cargador vacío de munición, e inmediatamente insertando otro lleno).

Sus desventajas son:

– Mecanismos y diseños más complejos.

– Mecanismos más susceptibles de averiarse.

Sus ventajas las han hecho preferibles para los tiroteos, a pesar de que los revólveres posean otras ventajas.

Por lo anterior han sustituido al revólver en el oficio militar y la mayoría de las actividades de las

fuerzas del orden.

Erróneamente se han denominado pistolas automáticas por sus mecanismos semiautomático. Una auténtica pistola automática sería aquella que con mantener apretado el gatillo, hiciera varios disparos hasta agotar su munición. Sin embargo, existen pistolas que tienen un mecanismo para elegir disparar semiautomáticamente o hacer tres disparos al apretar el gatillo una sola vez.

PARTES DE UNA PISTOLA

Se dividen en tres grandes grupos:

  1. Cañón y resorte o muelle recuperador.

– Cañón:

Se trata de un tubo de acero especial, de paredes resistentes, destinado a que por su interior discurra el proyectil impulsado por los gases producidos por la deflagración de la pólvora.

Partes:

o Anima.

o Recámara.

o Rampa de acceso.

o Embrague.

o Planos de apoyo.

o Ojales.

– Resorte recuperador

El resorte o muelle recuperador es el encargado de llevar la corredera a su parte más adelantada

una vez efectuado el disparo. Consta del muelle recuperador y de su varilla guía.

2. Corredera

Pieza móvil situada encima de la armadura o armazón, a la que está sujeta por medio de unos canales o rieles que le permiten un movimiento-desplazamiento longitudinal. En el hueco anterior se aloja el cañón, y en la parte delantera tiene dos orificios: uno, para la salida del cañón cuando montamos el arma, y otro, para la guía del muelle recuperador.

Partes.

– Bloque de cierre.

– Embragues.

– Ventana de expulsión.

– Uña extractora

– Elementos de puntería.

– Rebajes.

  • Armadura o armazón.

El material del que suele estar construido el armazón de una pistola es el aluminio, acero, aleaciones e incluso plástico de alto impacto como la Glock que contribuye a que la totalidad del conjunto mantenga un peso más liviano. Sirve para el alojamiento de las distintas piezas que forman parte de los mecanismos de disparo, expulsión, automatismo, alimentación, desarme y empañamiento, con sus correspondientes cachas, que suelen ser de una goma dura similar al neopreno, nácar o madera.

Entre las piezas que aloja destacan:

– Bastidor de mecanismos de percusión

– Disparador

– Alojamiento del cargador

– Pestillo de cierre

MECANISMOS Y SU FUNCIONAMIENTO.

Podemos dividir los mecanismos de la pistola en cinco grupos

:

1.- Mecanismo de alimentación

Se encarga de abastecer de cartuchos la recámara. Lo constituye el cargador de chapa ligera, que consta de tubo del cargador, teja elevadora, muelle elevador, tapón del cargador y su enganche.

Tiene capacidad para 15 cartuchos y se aloja en el interior de la empuñadura.

2.- Mecanismo de cierre

Constituido esencialmente por el bloque de cierre, cuya misión principal es la obturar la recámara.

Cuando avanza el bloque hacia adelante, arrastra un cartucho del cargador, engarza con la uña extractora, lo presiona contra el grano de fogón y lo empuja hasta introducirlo en la recámara. A este acerrojamiento perfecto contribuyen los embragues del cañón y corredera.

3.- Mecanismo de disparo y percusión

a) Mecanismo de disparo

Esta arma tiene dos posibilidades de tiro:

Doble acción:

Al comenzar la presión sobre el disparador, esta fuerza se transmite a la biela, la cual con su parte trasera central presiona sobre el pestillo del percutor, que debido a su forma excéntrica inicia un recorrido hacia atrás hasta llegar a un tope en que la biela toma un plano inclinado separándose bruscamente del pestillo del percutor el cual, por la acción del muelle real y su guía, cae violentamente, golpeando sobre el yunque o parte posterior de la aguja percutora.

Simple acción:

Cuando el martillo se encuentra en su posición más retrasada, se encuentra engarzado por el fiador. La biela, a su vez, se encuentra retrasada y sujeta por el pestillo del percutor. Al ejercer presión sobre el disparador, la biela presiona sobre el fiador, que libera al percutor, golpeando éste a la aguja percutora.

b) Mecanismo de percusión

En este mecanismo el elemento o pieza que desempeña el papel más importante es la llamada

aguja percutora. Denominamos el sistema de percusión como percusión lanzada porque el funcionamiento se basa en el lanzamiento por inercia de la aguja percutora. La aguja percutora es de menor tamaño que el alojamiento donde se encuentra, estando sujeta por un muelle antagonista. Cuando es golpeada por el percutor, se lanza a través del taladro, hasta que su punta sale por el grano de fogón y percute el pistón del cartucho. Después por mediación de su muelle antagonista vuelve a ocultarse en el interior del bloque de cierre. Este sistema permite que el martillo percutor quede apoyado directamente sobre la aguja, sin peligro, ya que ésta no sobresale a través del grano de fogón.

4.- Mecanismo de extracción y expulsión

Es el que se encarga de extraer la vaina del cartucho una vez disparado y expulsarlo, a través de la ventana, al exterior del arma.

Lo integran dos piezas fundamentales:

– La uña extractora.

– El expulsor.

Una vez producido el disparo, y en cuestión de milisegundos, la acción de salida del proyectil por el cañón, empujado por los gases, produce una reacción en los mecanismos del arma de tal forma que la corredera inicia un retroceso, guiada por los carriles que la sujetan al armazón. La vaina, engarzada por la uña extractora y sujeta al bloque de cierre, se desplaza con la corredera en su movimiento de retroceso hasta que topa con el expulsor, cual hace pivotar a la misma disponiéndola para su desengarce de la uña extractora a la vez que la hace tomar el ángulo preciso que la encamine hacia la ventana expulsión, por donde sale al exterior.

Este expulsor tiene la particularidad de ser rebatible, a fin de contribuir al montaje y desmontaje del arma, y es colocado en su posición óptima funcionamiento por la acción del cargador al alimentar el arma.

5.- Mecanismos de seguridad

Lo constituyen un seguro de accionamiento manual y dos automáticos.

– Seguro manual

Lo forman las palancas situadas a ambos lados de la corredera y tienen como misión ocultar la aguja percutora en el interior del bloque de cierre, a fin de no estar expuesta a la acción del percutor, a la vez que la bloquean en su interior, impidiendo que por caída accidental, la propia inercia haga salir a la aguja por el grano de. fogón y percutir el pistón, siempre por supuesto que llevemos un cartucho en recámara.

– Seguro de acerrojamiento incompleto

Este seguro actúa cuando se produce un acerrojamiento incompleto del arma debido a múltiples

causas. Consiste en que el interruptor, colocado en el lateral derecho del cassette de disparo, no encaja perfectamente con el rebaje en forma de media luna existente en la corredera, por lo que la biela es desplazada hacia abajo y no contacta con la patilla del fiador, por lo que no se libera el percutor, con la consecuente falta de percusión. También existe el seguro automático denominado de cargador, que consiste en anular el mecanismo de disparo mientras no tenga, o esté mal colocado, el cargador en su alojamiento.

– Seguro de caída

Es un seguro que funciona automáticamente en el caso de caída involuntaria del percutor, siempre y cuando el disparador no esté oprimido, evitando que aquél golpee a la aguja percutora, quedándose en un punto más retrasado y próximo a ella.

SISTEMAS DE FUNCIONAMIENTO

Entre los sistemas de funcionamiento más conocidos destacan los siguientes:

  1. Cañón fijo
  1. Sistema de cañón fijo y cierre con retroceso (Sistema Mauser)

En este sistema, una vez producido el disparo, el cañón permanece inmóvil sujeto al armazón mientras el cierre es desplazado hacia atrás por la fuerza de los gases. Este sistema se utiliza, con excepciones, con cartuchos de poca potencia.

Ejemplos de este sistema son la pistola P9S de Heckler & Koch, en la que el acerrojamiento se produce por un sistema de rodillos que no permiten la apertura hasta que no desciende la presión de la recámara. Otra pistola digna de mención es la P7, también de H&K, en la que el retardo de la apertura del cierre se produce por una toma de gases existente en el cañón, es decir, que una porción de los gases producidos en la combustión de la pólvora pasa a través de un orificio a un cilindro cuyo pistón es solidario con la corredera, impidiendo la apertura de la misma hasta que el proyectil abandona el cañón y la presión desciende.

  • Sistema de cierre articulado y cañón fijo (Sistemas Borchardt y Luger)
  • Cañón móvil
  1. Sistema de cañón móvil de largo retroceso

El cañón retrocede una distancia superior a la longitud del cartucho. El conjunto cañón-cierre avanzan juntos sufriendo un movimiento de giro merced a unas acanaladuras de forma helicoidal que se encuentran en el armazón y en los cuales se introducen unos tetones de los que va provisto el cierre

.

Cuando el conjunto cañón cierre llega al final de su recorrido el cañón se desbloquea para volver a su posición inicial, para acto seguido hacerlo el cierre, que en su movimiento arrastra un nuevo cartucho interior de la recámara.

  • Sistema de cañón móvil de corto retroceso.

– Sistema de cañón basculante (Sistema Browning-Colt)

En este tipo, el cañón y la corredera retroceden conjuntamente hasta un tope en que el cañón se

desplaza hacia abajo fijándose y dejando el cierre libre.

– Sistema de cañón rectilíneo

El conjunto de cierre está articulado por su parte media, y al producirse el disparo el conjunto cierre cañón retroceden juntos hasta que los dos cilindros que lleva la articulación golpean contra una rampa situada en el armazón, obligando a esta parte articulada a efectuar un movimiento ascendente y rompiendo de esta forma la rigidez del conjunto, separando el cañón del cierre y continuando este último su movimiento en solitario hasta su tope.

– Sistema de giro de cañón

El conjunto cierre cañón están sujetos merced a unos tetones que tiene este último, los cuales se introducen en la corredera y cuando inician juntos el movimiento, impulsado por la fuerza de los gases, el cañón inicia un movimiento de giro zafándose de su anclaje y continuando la corredera el movimiento en solitario.

FUNCIONAMIENTO DE LAS PISTOLAS SEMIAUTOMÁTICAS

Cuando el interior de la pistola no tiene munición:

  1. Se inserta un cargador lleno de munición.

       2. Se retrae la corredera hasta el final de su recorrido, para así insertar un cartucho útil en la recamara (parte posterior del tubo cañón) en su desplazamiento de retorno hacia su posición original.

       3. Al mismo tiempo el martillo percutor, por acción del movimiento de la corredera, se ha enganchado en el diente del fiador, a este acto se le llama amartillamiento (acción sencilla o acción doble).

       4. Al apretar el disparador (gatillo) con el dedo índice, se libera el fiador, el martillo percutor retorna abruptamente a su posición original y, golpea una aguja retráctil, llamada aguja percutora, que golpea violentamente el fulminante del culote del cartucho, provocando la ignición del propulsor del mismo (pólvora) y así el disparo.

       5. La reacción provocada por el disparo hace retroceder la corredera y expulsa el casquillo del interior de la pistola, permitiendo inmediatamente el acceso de un nuevo cartucho a la parte posterior del cañón (recámara).

       6. El muelle recuperador vuelve a colocar la corredera en su posición original.

       7. Se puede disparar otra vez hasta acabar la munición.

Cargador

El cargador es una pequeña, larga y delgada caja metálica que se inserta por la parte inferior de la empuñadura de la pistola. Sirve para almacenar y cargar la munición que utilizará la pistola semiautomática.

Posee un resorte en su parte interior que presiona a los cartuchos almacenados hacia arriba, y así a ascender e introducirse uno a uno en la pistola inmediatamente después del disparo.

Dependiendo el calibre, el número de hileras y dimensiones, los cargadores almacenan comúnmente entre 7 a 15 cartuchos. Únicamente los cargadores de pistolas de bolsillo almacenan 6 cartuchos.

Clasificación de cargadores

Los cargadores se clasifican por número de hilera. Una hilera es una fila vertical de cartuchos

almacenada dentro de un cargador. Los cargadores pueden ser:

De hilera simple: Que sólo almacenan una fila de cartuchos y por lo tanto menos munición, alrededor de 7 a 10 cartuchos, de acuerdo al calibre.

De doble hilera: Que almacena dos filas de cartuchos y eso les permite más munición, alrededor de 12 hasta 20 cartuchos.

Clasificación de pistolas

Las pistolas semiautomáticas se clasifican de acuerdo a su mecanismo de disparo en 3 tipos:

1.Acción simple: Estas pistolas requieren amartillarse con el pulgar antes de apretar el gatillo o de lo contrario no dispararán. Tradicionalmente poseen un seguro lateral accesible para el pulgar que al ponerse impide el amartillamiento o que estando amartillada la pistola no se pueda disparar.

2. Doble acción: Disparan de 2 maneras,

1.Amartillándose antes de apretar el gatillo.

2.Apretando el gatillo sin amartillarse.

El mecanismo de doble acción amartilla y retorna el percutor, con sólo apretar el gatillo. Y el impulso del disparo deja amartillada la pistola para el siguiente disparo.

3.Doble acción exclusiva:

Estas pistolas no necesitan amartillarse con el pulgar, sino que solamente se aprieta el gatillo para disparar. Después del disparo, el percutor se queda sin retroceder, volviéndose a amartillar y retornar al apretar de nuevo el gatillo.

Pistolas actuales

Todos los modelos actuales son doble acción o de doble acción exclusiva. Se siguen fabricando

versiones modernas de modelos míticos como la Colt M1911 y Browning Hi-Power respetando su mecanismo original de acción simple tanto para uso defensivo como deportivo.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad y los ejércitos sólo usan las pistolas de doble acción que se han extendido en uso en los últimos 30 años.

Las pistolas de doble acción exclusiva se suelen destinar para defensa personal al ser su funcionamiento más sencillo, casi como un revolver.

Los cambios más notables en las pistolas de las últimas décadas han sido:

– La mayoría de los modelos están elaborados con otros materiales diferentes del acero tradicional para aligerarlas. (Incluyen aleaciones, polímeros y materiales compuestos).

– Atenuación de los efectos del retroceso de disparo, para mejorar la puntería en disparos rápidos.

– Mejoras en el acerrojamiento.

– Mejores seguros que hacen casi imposible el disparo accidental.

Marcas populares

Los fabricantes europeos suelen ser los más adelantados en el diseño y fabricación de pistolas, preferidos por la mayoría del mercado profesional internacional, por eso gozan de buena reputación mundial las siguientes marcas:

– Beretta

– Heckler und Koch (HK)

– SIG Sauer

– Glock

– Fabrique Nationale de Herstal (FN)

– Walther

– Ceska Zbrojovka (CZ)

Los grandes fabricantes estadounidense que siguen fabricando productos de calidad:

Colt (que básicamente sigue con versiones de su M1911).

Smith & Wesson (el que más variedad tiene)

Ruger

Calibres actuales

El calibre de pistola más popular del mundo es 9mm Parabellum. Se popularizó tiempo después de que la OTAN lo estableciera como reglamentario.

En Estados Unidos con su habitual obsesión por los calibres potentes aparece en los años 80 un cartucho calibre 10 mm con una potencia muy superior a la del 9 Parabellum. Fue adoptado por el FBI, lo que le dio popularidad inmediata hasta que su uso práctico demostró que la mayor parte de los agentes no tienen suficiente fuerza para controlar la puntería por el retroceso que provoca. Después apareció un nuevo calibre derivado del 10mm, el .40 S&W, más controlable, pero todavía más potente que el 9 Parabellum.

Este .40 S&W es actualmente el calibre de pistola más popular en Estados Unidos, aunque también está extendido el Parabellum.

En España por motivos históricos (era el calibre de la primera semiautomática comprada por el ejército, de fabricación belga) el ejército y la policía emplearon hasta la década de los 80s armas en calibre 9x23mm (más conocido por 9 largo, algo más potente que el 9 Parabellum) de forma que las armas tenían que ser producidas por fabricantes nacionales.

Durante la Guerra Fría se impusieron en todos los países del bloque soviético dos calibres rusos, el 7,62x25mm Tokarev primero y posteriormente el 9x18mm Makarov diseñados ambos por los armeros que les dan el nombre. El Makarov sigue siendo el calibre más popular en Rusia aunque en la mayoría de países ex-soviéticos el 9 Parabellum, más potente, lo ha sustituido casi en su totalidad.

La mayoría de los calibres pequeños diseñados por Browning a principios de siglo siguen en uso

para pequeñas pistolas de defensa personal, principalmente el 9 corto y el .32 ACP.

Todavía se emplean diferentes tipos de calibre .22 en las competiciones de tiro deportivo y en las prácticas de tiro por su bajísima potencia y gran control de disparo. Casi nadie lo usa para la defensa personal, por su nulo poder de parada, a pesar de ser mortal.

Continue Reading

Escolta Privado

La defensa personal policial en protección de personalidades. –Escolta Privado

La defensa personal policial en protección de personalidades. –Escolta Privado

Published

on

Photo: fjcastro

La defensa personal policial en protección de personalidades. –Escolta Privado

Las técnicas de defensa personal aplicables al campo de protección a personalidades tienen unas características peculiares, ya que no solo, debemos protegernos nosotros de la agresión, sino que se ha de proteger la vida a terceras personas e incluso evitar que estas sean secuestradas y todo ello ha de realizarse de forma instintiva y muy rápida ya que de ello dependerá la vida. Por lo que en este tipo de situaciones se hace imprescindible, no solo tener conocimientos en técnicas de autodefensa, sino que es necesario realizar entrenamiento de forma periódica para mantener de alguna manera los reflejos y la velocidad en la aplicación de todas las técnicas asimiladas.

En los cursos a personal adscrito a unidades de protección se hace hincapié en una serie de ejercicios de autodefensa encaminados principalmente al primer círculo de seguridad, en lo que se refiere a la protección y evacuación VIP y ofrecer una serie de técnicas adaptadas a diferentes tipos de agresiones en sus diferentes ángulos.

Las agresiones pueden ir dirigidas a el escolta o y al protegido, desde cualquier ángulo, e incluso se puede simular una primera agresión para distraer la atención para seguidamente un segundo grupo intente un secuestro, con el consiguiente peligro que ello conlleva para el escolta ya que lo que se intentará será eliminarlo para llevar a cabo su misión.

Las agresiones podemos dividirlas en:

 Agresiones a manos desnudas (golpes, agarres.

 Agresiones con objetos contundentes.

 Agresiones con arma blanca.

 Agresiones con arma de fuego a larga y corta distancia.

Las técnicas de protección en una cápsula de seguridad dependerán del número de escoltas, si es uno solo, del dependerá de alguna manera el repeler la agresión a la vez que protege y evacua al VIP, pero si nos encontramos con cápsulas de más de un escolta lo importante será la coordinación entre ellos ya que todos deben actuar al unísono y cada uno desempeñara una función en concreto ante una agresión.

El escolta debe tener conocimiento de la existencia de armas camufladas en objetos que en primera instancia parecen inofensivos, pues de esta forma puede de alguna manera prevenir situaciones de riesgo. La variedad de este tipo de armas, hace imprescindible que el escolta se actualice de forma periódica.

En el presente manual le vamos a facilitar las fotos de algunas de ellas, para que se puedan hacer una idea de la gran variedad existente.

De la misma manera en el mercado existe gran cantidad de material para la auto protección, como pueden ser los chalecos balísticos, maletas balísticas, portafolios balísticos, spray de autodefensa, Kubotán policial, navajas policiales, etc.

Los chalecos balísticos:

En el mercado actual hay gran cantidad de marcas y modelos de chalecos balísticos, elegir un chaleco adecuado al servicio que se ha de realizar se deberán tener en cuenta varias cuestiones como el nivel de protección, peso, comodidad y material de composición.

En lo que a un servicio de escolta se refiere, el chaleco a de ser ligero y de Interior, con el máximo nivel de protección posible y que permita realizar movimientos rápidos y precisos.

También en el mercado podemos encontrar maletines balísticos y portafolios que en un momento

dado puede hacer de escudo protector ante una agresión con arma de fuego Armas de Armas de fuego y su portabilidad:

Se recomienda que sean armas de 9 Mm. parabelum semiautomáticas de doble acción con gran

capacidad en sus cargadores, al ser posible que carezcan de aristas que puedan engancharse entre las ropas a la hora de desenfundar.

La forma de portar este tipo de armas será en la cintura en el lateral derecha si el escolta es diestro, con una funda sin ningún tipo de seguro que nos impida el desenfunde rápido en caso de necesidad (nunca en un primer círculo el escolta portara el arma en una funda sobaquera, riñonera o en la cintura a su espalda) excepción de escolta conductor que a de portarla delante en su cintura y con desenfunde cruzado para que sentado desde el coche pueda desenfundar rápidamente en caso de necesidad.

Cuando se trabaja con chaqueta es recomendable colocar algo de peso en el interior del bolsillo de la chaqueta donde cubre el arma con el objeto de que sirva para facilitar la apertura de la chaqueta a la hora de extraer el arma con rapidez.

Armas No Letales

Estos dispositivos buscan inhabilitar al individuo por medios que no causen su muerte, de tal manera que puedan ser capturados.

La proliferación de armas no letales en los países desarrollados está llevando a nuevos niveles de ingenio técnico para generar miedo y dolor sin dejar secuelas. Parece ser que, de alguna forma, si no se pueden ver las consecuencias del uso de esas técnicas, estas resultan más aceptables para la población.

Las armas no letales se han utilizado desde hace años tanto para el control de masas como para

reducir a individuos. La idea detrás de estas armas es conseguir controlar a un individuo o una masa de personas que se niega a someterse a la ley. Sin embargo, a menudo generan problemas, bien sea por abuso de fuerza, o bien porque sean usadas para reprimir a la población en regímenes dictatoriales.

Resulta asombroso como han «mejorado» estas armas en los diferentes campos:

Armas de impacto

A pesar de que el arma de impacto más extendida sigue siendo la porra, esta ocasiona todos los

problemas típicos de este tipo de armas como las marcas o el peligro de dañar órganos internos, y además es muy limitada tanto por su corto alcance como por depender de la fuerza del policía.

En la actualidad, cada vez son más comunes en manifestaciones el uso de balas de goma, o pelotas de goma. Estos proyectiles son no letales en la mayoría de los casos, si bien pueden llegar a serlo dependiendo del lugar de impacto y de la víctima. Además, dejan marcas, y pueden provocar lesiones aparatosas si impactan en ojos, boca o otros puntos débiles. Aun así, su alcance y efectividad (tras un impacto normalmente se necesita asistencia médica) las han popularizado. Técnicamente, han evolucionado mucho, y ahora mismo hay auténticas ametralladoras

Otra de las armas populares en la actualidad son los cañones de agua. Estos no suelen dejar marcas y son efectivos para poner en huida a las masas. Sin embargo, no incapacitan, lo que significa que permiten reagruparse, dificultan detenciones, y además en televisión resultan muy aparatosos, por lo que suelen ser un último recurso.

Armas químicas

Las armas químicas tienen la ventaja de no causar moratones, son efectivas para poner a la masa en huida, y además suelen incapacitar a la gente. La más popular es sin lugar a dudas el gas lacrimógeno, usado con frecuencia en las manifestaciones. Este gas suele incapacitar en breve y provocar huidas, aunque sigue teniendo el problema de la aparatosidad en televisión.

Otros gases usados son el gas CS (C10H5ClN2) que se supone que es más efectivo pues además de lágrimas suele provocar vómitos e incapacidad para moverse, el spray de pimienta, u otros gases que se caracterizan por atacar el sistema olfativo típicamente inmovilizando a la víctima.

Un arma química distinta, y de momento menos popular es la espuma pegajosa. Se trata de un compuesto químico que se dispara con pistolas a presión, se adhiere a la piel y se solidifica impidiendo el movimiento del individuo. Aunque la espuma no es tóxica, su limpieza requiere de agentes corrosivos, lo que ha hecho que no se extienda su uso.

Armas sónicas

Se tratan de una primera evolución de las armas de impacto, y fueron las primeras en explotar una nueva tendencia: crear dolor sin marcas. En esta categoría, una de las que se ha extendido es el uso de emisores de sonidos direccionales de alta potencia. Estos emiten un tono agudo que causa un dolor intenso en los tímpanos. El problema de este tipo de armas es que en el pánico puede ser complicado identificar la fuente del ruido, y por tanto huir en la dirección correcta.

Armas electromagnéticas

Estas se han popularizado en los últimos años, y en la actualidad la policía estadounidense hace

uso intensivo de las mismas para la detención de individuos.

La más famosa son sin duda los «tasers». Se tratan de dispositivos, normalmente alimentados por una pila, que transforman el voltaje de la misma para someter a la víctima a muy altas tensiones (entre 50.0000 voltios y 1 millón de voltios) y bajas corrientes (pocos miliamperios). Los elevados voltajes producen contracciones incontroladas de todos los músculos del cuerpo, y típicamente incapacitan a la víctima para moverse por unos minutos, por lo que son utilizados para incapacitar a detenidos que se resisten sin dejarles marcas visibles. Normalmente este shock no es letal, si bien esto depende de la víctima, y desde junio del 2001 más de 150 personas han muerto por el uso de estas armas.

La evolución de los tasers son los electrolasers. Estas armas no se usan en la actualidad contra civiles, y en la mayoría de los casos son letales, pero su funcionamiento es realmente curioso: un láser de gran potencia ioniza el aire entre el arma y la víctima, y entonces se manda a través de ese canal de plasma una descarga eléctrica que o bien inmoviliza, o bien mata a la víctima.

Finalmente, los últimos avances en armas no letales son los denominados Active Denial System. Esta arma, desarrollada por Raytheon consiste en un emisor de microondas en frecuencias milimétricas (entorno a los 95GHz) de gran potencia. Aparentemente, estas ondas penetran menos de un milímetro en la piel y excitan las moléculas de agua. Esta excitación dispara los sensores de dolor del cuerpo produciendo un dolor insoportable sin que se produzca daño celular. Parece ser que cuando el rayo cesa, el dolor desaparece.

En la actualidad se planea usar este tipo de armas para controlar a las masas en países en guerra como Iraq. Este tipo de armas tienen un alcance de cientos de metros, incapacitan de inmediato, y causan pánico provocando la huida. Además, no dejan ninguna marca, y no son aparatosas en televisión como las armas químicas. Todo lo que alguien que quiera controlar una masa puede desear de un arma no letal.

Las armas no letales se han convertido en un elemento indispensable dentro del equipamiento defensivo de las fuerzas de seguridad. El principal objetivo de estas armas es incapacitar o inmovilizar al oponente, sin necesidad de herirle o producirle ningún tipo de lesión.

A pesar de que muchas de ellas utilizan para su funcionamiento las más novedosas tecnologías, las armas no letales no pueden considerarse como algo totalmente novedoso. Y es que las primeras referencias oficiales de estas armas se remontan a los primeros años de la década de 1970. En aquella época, concretamente en el año 1972, la estadounidense NSF (National Science Foundation o Fundación Nacional de la Ciencia) emitió un informe público en el que daba a conocer a la sociedad un total de 34 tipos de armas no letales distintas. Aquel primer catálogo contenía armas químicas, munición plástica, pistolas eléctricas, aturdidores acústicos y luminosos… en definitiva, un amplio abanico armamentístico cuya característica común era su aparente no letalidad.

Uno de los rincones del mundo donde más ha proliferado el uso de este armamento no letal es Estados Unidos. Para el Departamento de Defensa del país norteamericano, las armas no letales son aquellas que han sido específicamente diseñadas para incapacitar a una persona o a un elemento material, al mismo tiempo que su uso minimiza las muertes, las lesiones permanentes y los daños no deseados tanto a las personas, como a las propiedades y al medio ambiente.

En un principio, el uso de todas estas armas estaba exclusivamente limitado a misiones de carácter militar. Poco después, su campo de actuación fue abriéndose paulatinamente y el empleo de este tipo de armas no letales llegó hasta los cuerpos policiales y las fuerzas de seguridad. Y han sido precisamente estas últimas unidades las que, hasta el momento, más se han beneficiado de las ventajas de estos dispositivos. Así, en esta línea cabe destacar el uso por parte de policías y vigilantes de seguridad de elementos tan importantes como las porras, los Taser, o las balas de goma.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el uso de estas armas no letales, reducido en principio a militares y cuerpos de seguridad, se ha ido ampliando a otros menesteres. Concretamente, en los últimos años algunas de estas armas se han comenzado a utilizar como elementos de autodefensa. Es el caso de los Taser y, sobre todo, de los rociadores de gases lacrimógenos. El empleo de estas armas por parte de la sociedad civil está prohibido en algunos países (como en España), aunque en algunas otras naciones su uso está más que extendido. En el primer caso, el de las defensas eléctricas, destaca la presencia del Tasser. Esta compañía estadounidense comercializa diversos productos que son capaces de descargar una cantidad de electricidad significativa en el cuerpo del oponente/atacante. Uno de sus productos más destacados es el “Air Tasser”, una especie de pistola eléctrica que lanza dos dardos contra el oponente y cuya carga eléctrica es capaz de paralizarlo inmediatamente.

El otro dispositivo característico de estas armas no letales es el gas lacrimógeno. Este gas puede

presentarse de múltiples formas: dentro de un lata o aerosol, en un anillo, en el interior de un bolígrafo… sea cual sea su forma, en todos los casos su función siempre es la misma: detener al agresor/oponente mediante un rocío continuo. Generalmente, este gas lacrimógeno suele estar impregnado de capsaicina, un elemento químico irritante que provoca asfixia, ceguera, tos y estornudos en la persona que se ve expuesta a su contacto directo.

Aparte de las pistolas eléctricas (tipo Taser) y los espráis de gases lacrimógenos, existen otras armas no letales menos populares, pero con el mismo o superior nivel de sofisticación y eficacia. Se trata, por ejemplo, de pistolas aturdidoras capaces de disparar un rayo ultravioleta con carga eléctrica de 100 hercios que paraliza a un individuo a una distancia aproximada de 10 metros.

Menos discretos, aunque con resultados similares, son los micro dispositivos acústicos que emiten sonidos por encima de los 130 decibelios, la barrera que marca el límite del dolor del oído humano. En esta misma línea se encuentran unas armas que disparan una espuma pegajosa capaz de inmovilizar al agresor y dejarlo “clavado” en el suelo.

En todo caso, y a pesar de su incuestionable atractivo, el uso de estas armas no letales está realmente muy limitado. Concretamente, en España, la tenencia, transporte y uso de todas estas armas está prohibido a la sociedad civil.

Según el actual Reglamento de Armas, sólo los funcionarios públicos especialmente habilitados podrán hacer uso de los sprays de defensa personal y todas aquellas armas que despidan gases o aerosoles, así como cualquier dispositivo que comprenda mecanismos capaces de proyectar sustancialmente estupefacientes, tóxicas o corrosivas. El mismo Reglamento español también prohíbe el uso de defensas eléctricas, de goma, tonfas o similares a la sociedad civil.

Por otra parte, la legislación internacional también prohíbe el uso de pistolas láser capaces de quemar la retina del oponente a un kilómetro de distancia.

Escopeta con munición de letalidad reducida

Munición no letal

Existe gran variedad de municiones no letales, y creadas con fines diversos.

El concepto no letal fue establecido en los Estados Unidos y en Europa en el inicio de la década de 90. Según el Departamento de Defensa de los EUA, “armas no letales son aquellas específicamente proyectadas y empleadas para incapacitar personal o material, al mismo tiempo que minimizan muertes y heridas permanentes, daños indeseables a la propiedad y compromiso del medio ambiente.”

Las armas no letales tienen amplia utilización en el control de disturbios de toda orden, inclusive en el caso de rebeliones en el sistema carcelario, en operaciones especiales, en la vigilancia policial ostensiva y en el caso de graves problemas públicos.

No letal significa que no están diseñadas para provocar heridas mortales en las personas. Un uso inapropiado de «municiones no letales» puede producir la muerte o daños graves: una bengala disparada contra una persona, una pelota de goma a corta distancia contra la cara, lacrimógenos en sitios cerrados.

Distinguimos los siguientes tipos:

 Munición de señales: Iluminación – bengalas

 Fumígenos – lacrimógenos – otros tipos químicos

 Munición inmovilizante – antidisturbios

 Inmovilizantes eléctricos (Taser)

Existen varios tipos de cartuchos y armas más o menos convencionales capaces de amedrentar o incapacitar a un atacante. Un ejemplo son los 9×22 P.A. Rubber que se utilizan con pistolas idénticas a las ordinarias (pero que tienen el cañón con estrechamientos para impedir el uso de munición no elástica).

Pero hay otras vías. Por ejemplo, la pistola OSA (siglas de Orujiye samooborony o arma de autodefensa-OCA en cirílico) PB-4. Es un arma peculiar, sin cañón, que lleva 4 cartuchos calibre 18×45 en cuatro recámaras independientes. Se carga como un Derringer, basculando todo el conjunto de recámaras. La ignición es eléctrica, y lleva un sistema electrónico que comprueba que se esté presionando efectivamente el gatillo, que el cartucho esté en la recámara, sea correcto y además verifica que el disparo se ha realizado o dispara otro cartucho. Con ello puede prescindirse de seguros mecánicos convencionales. No lleva pilas sino un generador electromagnético.

Además del cartucho «Trauma» de goma (18×45 T), hay munición de señales (18×45 S), iluminante (proyectil cohete, 18×45 O), y aturdidora (Flash-Bang, 18x45SZ, que produce mucha luz y ruido para aturdir al atacante) La bala es una pieza de goma de 15.5mm de diámetro y disparado a más de 1 metro y menos de 10 de distancia puede incapacitar a cualquier asaltante con un riesgo reducido de causar daños graves.

También se fabrica una versión mas potente de este cartucho, 18x70mm, sólo para uso de las fuerzas de orden. Su alcance eficaz aumenta hasta los 50 metros.

Bengalas de señalización: Estos cartuchos son contenedores de aluminio abiertos por la parte superior, (donde está el artificio pirotécnico en sí) y un importante estrechamiento roscado en la parte inferior. En el centro de la parte roscada hay un cartucho de fogueo de percusión anular o lo que parece un pistón de

fuego central. En cualquier caso, la bengala se enrosca en el artificio lanzador. Éste no es más que un mango para sujetarlo con seguridad, un muelle y una aguja percutora. AITOR fabricaba cuchillos de supervivencia preparados para disparar estas bengalas. Hay bengalas de varias medidas.

Lanzador de bengalas reutilizable: Igual que los anteriores, con el mismo paso de rosca, pero mayor diámetro y construido en acero grueso pintado. Por su extrema robustez podría ser un acoplamiento lanzador al que se le substituirían el pistón y la bengala tras cada disparo.

Munición de propulsión externa y señales estáticas: A algunas armas (fusiles, escopetas e incluso pistolas) diseñadas para uso policial-militar se les puede acoplar una bocacha lanzadora de artificios variados.

Generalmente es una pieza de acero con forma parecida a un embudo. La parte estrecha se rosca en el cañón del arma y por la parte gruesa se introduce el objeto a lanzar. La propulsión la proporciona un cartucho de fogueo, salvas ó propulsión sin bala. Algunos tipos especiales de granada -nunca no letalesson propulsados por cartuchos completos con bala. Existe un segundo tipo, que no necesita bocachas. En este caso, el artificio a lanzar lleva una varilla subcalibrada que se introduce por el cañón y cumple la doble misión de sujetar el artificio y recibir el empuje de los gases. Sin embargo, su uso es exclusivamente como propulsión de granadas, no conozco casos de artificios no letales con este tipo de propulsión. Aún hay un tercer caso, y son las granadas de fusil modernas con la cola hueca. Se introduce el cañón del arma dentro de la cola en vez de la cola en el cañón Cartucho de señales de 19 mm – 3/4 » / 19 x 36 mm: Cartucho totalmente de aluminio. Diámetro:19.2 mm, longitud de la «vaina»: 33.4mm, longitud total: 36.8 mm.

Está constituido por un culote de aluminio y un cuerpo que incluye un abombamiento como una falsa bala también en aluminio. Al parecer sólo se utilizan en la «HK Emergency Flare Kit», una especie de pistola automática casi sin cañón y diseñada para lanzar estas pequeñas bengalas. El cargador tiene capacidad para cinco cartuchos. Se fabrican bengalas en color

blanco, rojo y verde. Además de las inscripciones y un punto de color en la punta o en el pistón se distinguen por las muescas radiales en la punta. Cuatro para el verde, tres para el blanco ninguna para el rojo.

EL BASTÓN EXTENSIBLE

El Bastón Extensible es conocido en Japón desde el año 1961, cuando fue creado como arma auxiliar de la policía japonesa.

Estuvo bajo estudio aproximadamente durante 5 años hasta que fue entregado como dotación a los oficiales de los grupos especiales.

En su primer diseño la apertura era mecánica, aunque debido a la gran cantidad de averías que

esto suponía, se creó un bastón extensible telescópico que se extendía con un movimiento seco.

En posición plegada resulta efectivo en la aplicación de técnicas de presión en los Kyushos, así

como que resulta más cómodo de transportar y una mayor discreción y portabilidad.

Las armas no letales no son nada nuevo. En 1972 la Fundación Nacional de las Ciencias de Estados Unidos publicó un informe sobre armas no letales en el que en numeró 34 armamentos distintos, incluyendo armas químicas, chorros de agua electrificada, combinaciones de luz y sonido para desorientar personas, ondas subsónicas, fusiles que disparan jeringuillas cargadas de sedantes, pociones malolientes para dispersar multitudes, sustancias resbaladizas que convierten superficies pavimentadas o de concreto en áreas inaccesibles, etcétera.

En esa década, la British Society for Social Responsibility in Science advertía sobre el desarrollo de nuevas tecnologías de represión. En 1977 publicó The Technology of Political Control, un informe dedicado a analizar y advertir acerca de una nueva categoría de tecnologías cuyo propósito es mantener el control social y político, que incluyen desde el monitoreo de disidentes y el control de multitudes hasta tecnologías de interrogatorio y métodos de doblegar a prisioneros.

Desde la publicación de estos dos informes, se han hecho realidad toda una gama de armamentos no letales, como por ejemplo: escudos y batones con cargas eléctricas, químicos que irritan la piel, balas de plástico y goma, y jeringuillas disparadas por aire comprimido.

Balas de plástico y goma

Aún si no matan, estas armas pueden cegar, herir seriamente y/o desfigurar a sus víctimas.

Tomemos el caso de las balas de plástico, originalmente inventadas por los ingleses para disciplinar a los nativos de sus colonias en Hong Kong y otras partes de Asia. Para las autoridades inglesas, las balas de plástico eran demasiado terribles para usar contra los propios ingleses, pero cambió de parecer en 1985, cuando las comenzó a distribuir a sus fuerzas policiales. Ahora se usan en Estados Unidos, Argentina, Sudáfrica, Israel y China.

¿Cumplen las balas no letales de plástico o de goma alguna función humanitaria? En 1972 un grupo de cirujanos de Belfast, Irlanda del Norte reportó que de 90 pacientes que buscaron ayuda médica después de ser impactados por balas de goma, 41 necesitaron ser hospitalizados. Las heridas incluyeron: tres cráneos fracturados, 32 fracturas de la nariz, quijada y otras partes de la cara, ocho ojos lacerados resultando todos en ceguera), tres casos de daño severo al cerebro, siete casos de pulmones heridos, y un caso de daño al hígado, bazo e intestino. En resumen: una muerte, dos personas ciegas de ambos ojos, cinco con severa pérdida de visión en un ojo, y cuatro con sus caras severamente desfiguradas.

En respuesta al repudio moral causado por las balas de goma, las fuerzas inglesas cambiaron a

balas de plástico en Irlanda del Norte para 1975. Pero en 1983 el periódico inglés Lancet reportó que las balas plásticas son peores aún que las de goma, que hacen más daño al cráneo y cerebro y causan más muertes.

Armas químicas

Nos referimos al gas pimienta, cuyo uso es prohibido en la guerra por la Convención contra Armas Biológicas y Tóxicas de 1972, pero permitido para usos de seguridad interna.

Exposición a gas pimienta puede provocar una ceguera que dura de 15 a 30 minutos, una quemazón en la piel por 45 a 60 minutos, y espasmos que causan tos incontrolable que hace difícil hablar o respirar por 3 a 15 minutos. En 1993 el Ejército de Estados Unidos anunció que el gas pimienta es tóxico a los pulmones y al cerebro, carcinógeno, y posiblemente mortal.

Lo último:

La mayor parte de la investigación y desarrollo de armas no letales en Estados Unidos actualmente toma lugar en los laboratorios federales Lawrence Livermore, Oak Ridge y Los Alamos. Según un informe del Parlamento Europeo, estos laboratorios están desarrollando:

* Generadores de ultrasonido que afectan el oído interno, causando así náusea, desorientación, vómito y hasta defecación involuntaria. Estos sistemas usan dos bocinas, lo que les permite triangular posiciones específicas y dirigir sus ondas a individuos particulares en una multitud.

* Luces parpadeantes que desorientan, Se trata de una lámpara que genera destellos luminosos en un patrón que causa nauseas, mareo y puede inducir al vómito. Lo que sucede entonces es que el individuo terminará por rendirse o podrá ser sometido en el momento de confusión que esta lámpara genera.

* Pistolas que disparan una espuma pegajosa que se expande 30 a 50 veces al secarse, para paralizar personas y dejarlas pegadas al piso.

En el sector privado tenemos a American Technology Corp que, según un reportaje de New Scientist, ha desarrollado un -acoustical heterodyning technology- que dispara ondas de ultrasonido.

Quienes reciban estas ondas oirán mensajes de audio viniendo de la nada. HSV Technologies, otra empresa del sector, está perfeccionando un -stun gun- que dispara un rayo en la frecuencia ultravioleta que puede paralizar una persona a una distancia de 330 pies. El rayo ultravioleta crea un tramo por el cual viaja una carga eléctrica de 100 hertz. Con 25 miliamperes, este rayo puede hacer que los músculos de una persona se contraigan involuntariamente, impidiendo que se mueva.

Quizás no sea letal, pero sí lo es si le suben el poder a 250 miliamperes.

Porra de descarga eléctrica

Este tipo es parecido al que se utiliza para controlar el ganado. Tiene un extremo de metal compuesto por dos electrodos conectados a una batería que incluye el artefacto. En el otro extremo del eje se compone por un mango y un interruptor. En algunos casos este dispositivo se camufla en paraguas, teléfonos móviles e incluso estilográficas. Tienen a veces una opción de arco voltaico visible y ruidoso que se utiliza para advertir al contrario.

Pistolas de agua

El uso de agua a presión para contener a grandes grupos de gente no es nada nuevo, ya que muchos vehículos antidisturbios van equipados con un cañón de agua.

Sin embargo, lo novedoso es equipar a los policías de a pie con un arma capaz de tumbar a una

persona adulta sin provocarle daño alguno.

El invento, de Special Materials Ltd. de San Petersburgo, Rusia, fue presentado en el último simposio europeo sobre armas no letales. Se trata de desarrollar un arma de 1 a 3 Kg de masa capaz de impulsar agua con una energía superior a 100 Julios, que sería capaz de tumbar a una persona a una distancia de unos 5 metros.

Básicamente, se trata de una pistola de agua evolucionada, con la diferencia de que incorpora una corriente eléctrica que ayuda a producir ondas de alta presión. El objetivo es llegar a sustituir a las armas lanzadoras de bolas de goma, ya que el riesgo de producir lesiones es muy inferior, ya que a 4 metros de distancia el área de impacto es de 33 centímetros, minimizando la posibilidad de heridas importantes.

Paintball

Si alguna vez habéis jugado a paintball sabréis que una bola de plástico llena de pintura biodegradable lanzada a alta velocidad por una «marcadora» (que es básicamente un tubo con una botella de gas y un gatillo) es bastante dolorosa.

Sin embargo, en casos en los que haya que contener a una multitud enfurecida o reducir a un sospechoso armado, puede que el riesgo a sufrir algunos moratones no sea suficiente aliciente para no avanzar hacia la policía.

Así que el departamento de investigación de armas no letales de Bradford (en los EEUU, dónde si no), ha pensado en modificar ligeramente el concepto para hacerlo más efectivo.

El principio es simple: cambiar el contenido de las bolas, pintura por… otras cosas. Si te impacta una bola, la idea es que o bien te duela mucho, o no te duela nada.

Se estudia rellenar las bolas con el mismo tipo de componentes que las granadas lacrimógenas, y también con drogas que «calmen» a las masas beligerantes.

El Rayo vomitador

Que a uno le enfoquen con una linterna potente directamente a los ojos no es nada agradable, pero de ahí a que la luz pueda utilizarse como arma incapacitadora, hay un trecho.

Pero aparentemente este trecho no es tan grande, a juzgar por los resultados de Intelligent Optical Systems, una empresa que está desarrollando un arma portátil basada en luz.

Se trata de una especie de linterna con leds hiperbrillantes que van cambiando de color a alta velocidad. De acuerdo con los estudios realizados por Vladimir Rubtsov, investigador principal de la empresa, una combinación de colores y pulsos puede producir desorientación, mareos, y vómitos.

Según Rubtsov, hay una longitud de onda que hace caer a todo el mundo. La llama «el color malvado».

Phasrs

Se trata, sencillamente, de un emisor de haz láser capaz de deslumbrar al objetivo.

La diferencia de cualquier puntero láser que nosotros podamos comprar en una tienda es que es

capaz de determinar la distancia al objetivo y graduar la intensidad de la luz para no causar daños

permanentes en la vista, y que dispone de dos emisores a diferentes frecuencias para evitar que el objetivo pueda filtrar el láser mediante unas gafas polarizadas.

Un emisor láser, por definición, hace que la superficie iluminada a larga distancia sea mínima, por lo que está pensado para apuntar a un par de ojos. Aparte de para deslumbrar a los conductores que se acercan a excesiva velocidad a un punto de control en Irak, no hay demasiadas aplicaciones «obvias».

Sistemas de negación activa

Lo que se esconde tras este nombre (Active Denial Systems) es un arma basada en un emisor de microondas. ¿Y su utilidad? Si hablamos de microondas y hablamos de personas, llegamos a la conclusión es que queremos producir calor.

En este caso, lo que se pretende es hacer que las personas sometidas a este rayo sientan un calor muy intenso… lo suficiente como para hacer que se dispersen y salgan de la zona bañada por esta arma. El problema es que, durante las pruebas, se pidió a los voluntarios que se quitaran todos los objetos metálicos, dado que podrían acumular cargas eléctricas potencialmente peligrosas.

Según los desarrolladores del proyecto, en las últimas tandas de pruebas, ya no se pone ningún tipo de restricciones a los voluntarios.

El prototipo, «Silent Guardian», es un emisor de 2.5 Megavátios capaz de operar hasta a 550 metros de distancia. Un voluntario que se sometió a la prueba describió la sensación como «estar delante de la puerta de un horno muy caliente, demasiado doloroso como para quedarse sin ponerse a cubierto».

Sus detractores arguyen que un arma como esta podría ser fácilmente modificada para transformarla como instrumento de tortura, lo cual incumpliría las convenciones internacionales sobre armamento… aunque viendo lo que se ha hecho con Guantánamo, estas reticencias podrían ser calificadas de hipócritas.

Armas sónicas

Está claro que las armas de fuego hacen ruido, y que si oímos un disparo, seguro que nos ponemos a cubierto, pero el sonido sin bala también tiene mucho que decir a la hora de controlar a las multitudes.

Continue Reading
Advertisement

Categorias

Mas vistos