Connect with us

Noticias

Detenido en San Martín de la Vega por vender droga desde una habitación de un piso compartido

Detenido en San Martín de la Vega por vender droga desde una habitación de un piso compartido,

Published

on

Photo fjcastro

La Guardia Civil ha desmantelado un punto de venta de droga en San Martín de la Vega y detenido a una persona que operaba desde una habitación de un piso compartido, ha informado el Cuerpo en un comunicado.

Las transacciones se realizaban en la puerta de la vivienda previo encargo, han detallado los agentes de la Guardia Civil pertenecientes al área de investigación de Pinto, junto a la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid y del Puesto de San Martín de la Vega.

Las actuaciones se pusieron en marchas tras las quejas vecinales, que pusieron en alerta a la Guardia Civil. Dada las dificultades se optó por realizar un operativo conjunto, donde la Unidad de Seguridad Ciudadana identificó a varias personas que portaban sustancias estupefacientes y que dieron datos suficientes a los agentes para identificar al presunto autor.

Los Agentes lograron identificar al presunto traficante, que al verse sorprendido intentó huir refugiándose en un portal que resultó ser su vivienda ofreciendo una fuerte resistencia a su detención.

A la mañana siguiente, Agentes del Area de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de Pinto, tras obtener el correspondiente auto para registrar la vivienda, localizaron en la habitación del detenido más de 750 gramos de hachís, pequeñas cantidades de cocaína, 1.350 euros en moneda fraccionada, así cómo útiles para el pesaje, corte y la distribución de las sustancias estupefacientes.

El detenido, un ciudadano marroquí de 51 años con antecedentes por otro delito de tráfico de drogas, fue puesto a disposición judicial, que decretó su ingreso en prisión.

Noticias

Unos ladrones introducen una botella en el recto de un anciano porque «no encontraron nada que robar»

Unos ladrones introducen una botella en el recto de un anciano porque «no encontraron nada que robar»

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Los médicos de urgencias del hospital de Palo Negro, en Venezuela, se encontraron con un inesperado caso esta semana.
Un hombre de 79 acudió en un estado de nerviosismo notable asegurando que tres hombres habían irrumpido en su casa para robarles y que, en el incidente, le habían golpeado hasta introducirle una botella de cerveza por el ano .
El motivo de semejante salvajada, según adujo el anciano, es que no encontraron nada de valor para robar en su casa y, ante la impotencia, empezaron a abusar del hombre hasta dejarle tirado con la botella insertada por el ano.
Aunque los doctores dudaron inicialmente de la veracidad de la historia, al menos la parte de la botella es cierta, como demostraron las radiografías que, efectivamente, la detectaron en el cuerpo del hombre.
Tras tranquilizarle, le trasladaron a otro hospital para ser operado de urgencia antes de que la botella se rompiese y le realizase cortes internos.
Además, la policía fue informada inmediatamente.
La intervención fue necesaria porque la botella no podía ser retirada a mano, ya que las paredes del recto habían hecho ventosa y se había introducido demasiado dentro.
No es la primera vez que los médicos se enfrentan a este tipo de situaciones, ya que es relativamente frecuente que acudan a urgencias hombres o mujeres que se han introducido diversos objetos en sus cavidades con objeto de darse placer sexual.
El problema es que algunos de ellos pueden romperse, provocando serias heridas internas, o provocar infecciones serias.
Aunque normalmente se intentan retirar estos objetos sin necesidad de operación, a veces es más seguro para el paciente ser anestesiado totalmente y realizar una cirugía completa.

Continue Reading

Noticias

Dos detenidos por intentar hacer un «simpa» de 1.080 euros de una cena en un restaurante

Dos detenidos por intentar hacer un «simpa» de 1.080 euros de una cena en un restaurante

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Dos hombres han sido detenidos en Valencia por intentar hacer un «simpa» de una cena de 1.080 euros tras abonar solamente 400 euros e intentar huir sin pagar el importe total, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.
Según relató el encargado del establecimiento a los agentes, los dos comensales habían consumidor alimentos y bebidas de precios altos y se negaban a satisfacer la nota.
Los dos arrestados, de 29 y 32 años de edad y de origen español y búlgaro, respectivamente, están acusados como presuntos autores de un delito de estafa.
Sucedió el pasado miércoles sobre las once y media de la noche, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigieran a este restaurante del distrito de Maritim en Valencia.
Los agentes acudieron al local, donde el encargado les esperaba en la puerta y les explicó que estos clientes debían 680 euros e intentado huir del establecimiento.
Tras su detención, los dos hombres – sin antecedentes policiales- han pasado a disposición judicial.

Continue Reading

Noticias

Vítor, el prófugo de 21 años al que se buscaba por el secuestro y el robo de más de 200.000 euros a una joyera de Valdepeñas

Vítor, el prófugo de 21 años al que se buscaba por el secuestro y el robo de más de 200.000 euros a una joyera de Valdepeñas

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Victoriano, conocido como Vítor, lleva varios días durmiendo en prisión desde que la Policía Nacional lo detuvo por sorpresa en un supermercado de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) la mañana del 18 de noviembre, después de un intento frustrado por familiares y amigos en Puertollano el día anterior.
Era un prófugo al que le constaban cuatro requisitorias judiciales, aunque una tenía más relevancia que las otras.
Sobre Vítor, español de 21 años y con una amplia carrera como delincuente pese a su juventud, pesaba una orden judicial de busca, captura e ingreso en prisión desde primavera por el incumplimiento de una sentencia dictada hace más de un año, en octubre de 2021.
Está condenado a siete años y medio de cárcel por la detención ilegal de Perla, una joyera de Valdepeñas a la que también robó más de 200.000 euros de su establecimiento de ‘Compro oro’ junto con tres cómplices la mañana del 3 de agosto de 2020.
En el juicio, celebrado en septiembre de 2021, Vítor negó su participación, pero el tribunal considera probado en su sentencia que este joven conducía el coche de Perla en el que cuatro individuos, dos de ellos menores, la raptaron poco antes de las diez de la mañana.
Fue maniatada en los asientos traseros y amenazada en el cuello con dos cuchillos de grandes dimensiones.
Le dijeron también que su marido y su hija, menor de edad entonces, estaban raptados. Incluso, con auriculares en los oídos, simularon que estaban hablando con los supuestos secuestrados.
Pero era un farol.
La escena ocurría mientras uno de los asaltantes, que en el juicio reconoció su implicación, la conminaba dentro del vehículo a darles las llaves y la clave para desactivar la alarma: «Nos vas a dar la contraseña de la tienda y, como te equivoques, vamos a empezar a matar a tu hija, luego a tu marido y tú serás la última», en enero de 2021.
Finalmente, los delincuentes entraron en el local, se apropiaron de 17.000 euros en metálico y joyas tasadas en 205.000 euros.
Pero no soltaron a Perla, a la que liberaron unas dos horas y media después en un polígono industrial cerca de Carrión de Calatrava, a 60 kilómetros de Valdepeñas. «Vamos a bajar a esta señora, que se ha portado muy bien», vino a decir Vítor, que era el conductor.
Para entonces, uno de sus compinches, Rachid -también condenado por estos hechos-, había grabado un vídeo que luego llegó a manos de la Policía.
En él se le ve con el rostro tapado con mascarilla, a los dos menores y a la rehén, que viajaban atrás.
«El que se portó mejor»
Además de las joyas y el dinero, le robaron su teléfono móvil, un Iphone, y un valioso reloj.
De nada le sirvió a Perla rogar que le devolvieran su teléfono porque guardaba fotografías de su hermana Sonia, fallecida unos años atrás. Sí encontró su coche, dos semanas después, en la calle Calatrava de Ciudad Real aparcado en zona azul y con una treintena de multas.
Perla recuerda ahora que en el juicio Vítor negó su participación en este secuestro exprés, «pero yo lo identifiqué.
Era el que conducía y el que mejor se portó conmigo».
Condenado a siete años y medio de prisión por estos hechos en octubre del año pasado, Vítor no ingresó en la cárcel y en mayo se decretó su busca y captura.
Conocido por las fuerzas y cuerpos de seguridad, la Policía Nacional seguía la pista de un joven peligroso y escurridizo, con numerosos delitos contra el patrimonio, que abandonó su localidad, Puertollano, a raíz de la sentencia.
También tenía tres requisitorias judiciales de detención y personación ante la autoridad judicial emitidas por juzgados de Ciudad Real, Puertollano y Montoro por delitos de robo con violencia e intimidación, receptación de objetos sustraídos y contra la seguridad vial.
La detención Los agentes de la comisaría de Puertollano tuvieron constancia de que últimamente se escondía en diversos domicilios de familiares que viven en el barrio del Pino y Las Mercedes , por lo que se montó un complejo dispositivo de vigilancia y discreto seguimiento.
Se decidió detenerlo el jueves 17 de noviembre, pero no se pudo llevar a cabo porque numerosos familiares y amigos de Vítor lo impidieron.
Se pusieron de por medio, arrojaron todo tipo de objetos a los agentes y el joven delincuente pudo escabullirse y meterse en su domicilio.
Los policías no pudieron pasar de la puerta porque no tenían una orden de entrada y registro, con lo que tuvieron que esperar una mejor oportunidad. La ocasión se presentó al día siguiente.
Vítor salió de su escondite en Puertollano y se dirigió en coche hasta la vecina localidad de Argamasilla de Calatrava, a unos diez kilómetros.
Los policías de paisano que lo seguían esperaron el momento oportuno para detenerlo.
Fue a mediodía dentro de un supermercado al que Vítor había encontrado con su novia.
No se lo esperaba, no tenía por dónde salir y no se resistió. «Pensaba que me iban a estrangular» «Aunque sé que estaba fugado, no estaba intranquila», cuenta Perla, que ha continuado con su vida a pesar del traumático episodio vivido la mañana del 3 de agosto de 2020.
«Esa parte intenté que no me perjudicara emocionalmente, tampoco voy a permitirlo», afirma la joyera, que también es mediadora familiar.
Esta circunstancia cree que le vino bien en el secuestro -«Durante todo el rapto no solté una lágrima», recuerda- y también le ayuda ahora para seguir adelante.
En lo económico, no pudo recuperar nada de los 17.000 euros en metálico y su compañía de seguros sólo le repuso una parte del valor de las joyas.
En cuanto a su vehículo, lo usó tres meses más, pero debió comprar otro porque había una escena que a Perla se le repetía: «Cada vez que subía al coche, pensaba que me iban a estrangular».

Continue Reading
Advertisement

Categorias

Mas vistos