Connect with us

Noticias

Formación periódica específica de los vigilantes de seguridad

Formación periódica específica de los vigilantes de seguridad

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitacion a Telegram

La situación actual respecto la formación de los/as vigilantes de seguridad requiere de un mejor análisis, a fin de lograr que los cursos de actualización (formación periódica anual) o de especialización presenten utilidad para un adecuado y eficiente desempeño del puesto de trabajo.

Debemos tener presente y distinguir entre la formación capacitadora/habilitante y la de reciclaje/periódica. En relación con esta última, tenemos que diferenciar entre la genérica y la específica, en la que nos centraremos en este artículo. Es decir, aquella que se debe adaptar al máximo a las necesidades del servicio.

La profesión de vigilante de seguridad es cada vez más exigente y tecnificada (artículo 29.1.a de la Ley 5/2014 de Seguridad Privada). La tecnología que se utiliza en los servicios requiere de una mayor especialización, puesto que los tipos de incidentes van evolucionando de la misma manera que va cambiando la sociedad. Por ejemplo, en las reuniones de «botellones», la gente se enfrenta con los agentes de policía cuando éstos los quieren desalojar.

Estos cambios, junto con la publicación de la Ley de Seguridad Privada (que deroga la Ley 23/1992 respecto las habilitaciones y acreditaciones específicas del personal de seguridad), han puesto de manifiesto en mayor medida las deficiencias en el grado de especificidad de la formación en muchas empresas de seguridad privada. La ausencia de formación específica tiene una especial incidencia en los servicios, ya que los vigilantes de seguridad que no poseen todas las competencias necesarias para el desempeño adecuado de sus funciones generan un sentimiento de inseguridad en los compañeros y, por ende, en los clientes y servicios.

Cuando existe esta disonancia entre los recursos (capacitación) que posee el vigilantes y las necesidades del puesto de trabajo, además de ser un facilitador de distrés, y por tanto un aspecto a reducir o minimizar, es también una desviación de lo indicado en el artículo 27.4 de la Ley Seguridad Privada, que especifica que se ejercerán exclusivamente las funciones para las que se esté habilitado.

Es garante para poder llevar a cabo la formación periódica especifica el artículo 57.2 del Real Decreto 2364/1994 por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad Privada, así como el artículo 23.3 del Estatuto de los Trabajadores, que especifican 20 horas de formación por trabajador al año. La formación que es obligatoria, ya que el artículo 58.2.i de la Ley Seguridad Privada considera infracción grave la negativa a realizar los cursos de formación permanentes, con multa de 1.001 a 6.000 euros y la suspensión temporal de habilitación entre seis y 12 meses.

Necesidades de formación de los vigilantes de seguridad

Esta diferencia entre los recursos personales y las necesidades del servicio constatan la necesidad de realizar un análisis de las necesidades formativas (Dipboye et al, 1994). Estas son la existencia de un aspecto no cubierto y que es necesario para poder operar o dar servicio bajo los criterios y/o objetivos que se deben haber definido previamente. Generalmente, se analiza también el funcionamiento organizativo, como los objetivos empresariales, los recursos organizacionales y el clima de transferencia de la formación (qué supondrá dicha formación sobre la empresa: retorno de la inversión) y de qué recursos (humanos y físicos) dispone la empresa para llevar a cabo dicha formación (Goldstein, 1993). En ocasiones, el análisis detecta que no es un problema de falta de formación, sino de ausencia de recursos, factores personales internos o deficiencias organizativas, entre otros.

En resumen, uno de los principales puntos del éxito de un programa formativo reside en un adecuado análisis de las necesidades tanto a nivel organizacional, de tareas, como individual. Otro de los aspectos a tener presente es la detección preventiva de las necesidades formativas en detrimento de la detección correctiva, que es la habitual. Debemos saber adelantarnos y detectar las necesidades futuras, no solo adaptarnos a las necesidades actuales.

Metodologías para la detección de necesidades

La detección de necesidades se fundamenta principalmente en las percepciones que tienen los individuos, en las revistas y publicaciones, entrevistas y grupos de discusión, tests (que permiten detectar si es una discrepancia de actitud o de aptitud) o el método del caso.

Suárez (1990) agrupa las necesidades formativas en tres categorías:

  • Discrepancia: Diferencia entre la situación real y la ideal (Tejedor, 1990). Necesidad comparada. Se fundamenta en la satisfacción del cliente, las no conformidades basadas en nuestros procedimientos (punto 10.2 de la ISO 9001), los incidentes o accidentes en la prestación del servicio.
  • Deseo: Preferencia por una temática formativa. Generalmente se fundamenta en la percepción o intereses del propio trabajador/a (McKillip, 1989). Es la necesidad sentida y expresada. Se sustenta en la consulta y participación de los vigilantes (punto 7.4 de la ISO 9001) y lógicamente artículo 35.1.d de la Ley de Seguridad Privada, que indica la propuesta de adopción de medidas o iniciativas en materia de formación permanente.
  • Deficiencia: Necesidad o problemática (Veenman, 1984). Generalmente va asociada a una necesidad definida en una normativa o definida por un experto. Basado generalmente en artículos especializados o normativa vigente o aplicable en un futuro. Por ejemplo, directrices de la Unión Europea.

Existen diferentes metodologías para detectar necesidades formativas. Las más habituales se fundamentan en que las personas de ese puesto de trabajo analicen (job incumbents) y aporten información de las funciones a realizar, y que los supervisores determinen las KSA (conocimientos, destrezas, actitudes) necesarias para un óptimo desempeño (Goldstein, 1993).

La detección de necesidades deberá abarcar la triple dimensión: ámbito cognitivo o conductual de la persona, el asociado a la tarea y a nivel organizativo.

Las dos metodologías que utilizamos nosotros habitualmente son:

  • Método de incidentes críticos (Flanangan, 1954). Se describen los acontecimientos críticos como los modelos de conducta que son esenciales para saber si un trabajo es considerado como óptimo. Se definen qué tareas determina que un profesional es experto o no en su puesto de trabajo. Se fundamenta en las siguientes preguntas:
    1. ¿Cuáles son las cualidades de un buen profesional en la tarea o función X?
    2. ¿Qué cualidades definen a un mal profesional en la tarea o función X?
    3. ¿Qué compañero/a es el mejor en la tarea X? ¿Por qué es el mejor es la tarea X?
    4. ¿Qué conocimientos y habilidades son necesarias para realizar la tarea X? Diga ejemplos de desempeños efectivos e ineficaces y por qué cree que suceden.
  • Método de decisiones críticas (Klein, et al, 1993). Estudia el proceso de toma de decisiones de los expertos. Se definen 10 clases de conocimiento (declarativo, procedimental…). El método identifica tareas críticas, conductas óptimas, así como procesos mentales que faciliten un desempeño adecuado del puesto de trabajo.

A modo de ejemplo, exponemos diferentes tipos de necesidades formativas detectadas:

  1. Lo más obvio es formar a los vigilantes de seguridad de los centros comerciales en pautas para reducir la incidencia en una agresión física o verbal, utilización de un DEA o pautas de actuación en caso de incendio, entre otros. Dependerá de la casuística del centro comercial.
  2. Formación en conciencia multicultural (Sabariego, 2004). Por ejemplo, en un centro comercial existe clientela asiática o musulmana, cuyas pautas de conducta pueden ser diferentes respecto a la población mediterránea.
  3. Formación en conducción evasiva y defensiva, especialmente dirigida a los escoltas.
  4. La industria química requiere que los vigilantes de seguridad tengan una formación muy específica, no solo por cuestiones de contacto con productos químicos, sino también por pautas en caso de fugas de los compuestos químicos o las indicaciones del plan de emergencia.

Una vez hemos definido qué debemos identificar, debemos definir quién debe recibir formación y qué formación requiere (McGehee y Thayer, 1961). No se ha de formar a todos los profesionales con el mismo contenido. Debemos beneficiar de la formación (recursos) a aquellos vigilantes que presenten dicha necesidad.

Por último, tenemos que dedicar medios para la motivación respecto la formación a recibir, puesto que resulta importante para que la capacitación tenga éxito (Diphoye et al, 1994).

Formación vigilantes de seguridad

Beneficios de una formación especializada

La experiencia nos demuestra que la formación especializada nos aporta los siguientes beneficios:

  • Mejora la competencia profesional y la productividad. Permite que las personas lleguen a ser más eficientes a la hora de abordar la toma de decisiones y resolver conflictos. Aspecto fundamental en las funciones de un VS. No olvidemos que las decisiones que se deben tomar en la mayoría de casos son inmediatas. Por ello, es habitual incluir metodologías que refuercen la competencia de toma de decisiones.
  • Logra una mayor satisfacción en el puesto de trabajo. Las personas cuentan con más motivación laboral y personal. Una mayor formación amplia las probabilidades de alcanzar los objetivos que una persona se proponga.
  • Incrementa la confianza y la autoestima en las relaciones con los demás. La formación ofrece más conocimientos, pero también más habilidades sociales que beneficiarán a la hora de interactuar con los demás.
  • Permite agregar un valor añadido a las empresas u organizaciones en las que se trabaja.
  • Permite mantener la competitividad en el mercado laboral (Dipboye et al, 1994).
  • Aumenta la percepción positiva de los vigilantes respecto de las empresas que fomentan la mejora curricular, puesto que ésta les será de utilidad a lo largo de su vida laboral.
  • Reduce el estrés laboral, puesto que un adecuado ajuste entre demandas del puesto y capacitación profesional reduce o evita la tensión psicológica.

Futuro de la formación de los vigilantes

El método de incidentes críticos, que ya hemos visto con anterioridad, permite estimar o predecir qué aspectos sucederán en situaciones futuras y es sobre este método sobre el que debemos fundamentar nuestra prospección de plan formativo específico.

Por otro lado, deberemos trabajar en los modelos mentales a fin de comprender las diferencias de entre las necesidades de las personas a ser formadas y la adquisición de destrezas metacognitivas, ya que la ausencia de dichas destrezas puede provocar que aun teniendo el conocimiento y las destrezas adecuadas para desempeñar de manera adecuada el desempeño de su puesto de trabajo, no se disponga de las destrezas metacognitivas que facilitan el acceso y utilización de los recursos cognitivos.

La entrada Formación periódica específica de los vigilantes de seguridad se publicó primero en Seguritecnia.

Noticias

Una banda apuñala a un menor de 15 años en un parque de Villaviciosa de Odón

Una banda apuñala a un menor de 15 años en un parque de Villaviciosa de Odón

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

No es la primera vez que ocurre, pero el ataque esta vez ha llegado demasiado lejos. Un menor de 15 años terminó apuñalado en el tronco superior a manos de una banda de jóvenes que había acudido a un parque de Villaviciosa de Odón para cometer robos. La víctima, que fue abordada en la zona del Vaíllo el 15 de enero sobre las 22.30 horas, recibió una punzada por la espalda antes de que los autores huyeran del lugar a la carrera. Malherido, acudió al centro de salud de la localidad, donde fue atendido hasta la llegada del Summa-112, que lo trasladó con pronóstico moderado al hospital Rey Juan Carlos.

Pese a que desde el Ayuntamiento se tiene constancia del citado apuñalamiento, la investigación recae en el Instituto Armado. Fuentes de este Cuerpo confirman a ABC un repunte de este tipo de sucesos, con cuadrillas de jóvenes que llegan desde Móstoles o Alcorcón. Una vez en destino, acuden a los parques para delinquir. «Suelen preguntar a sus potenciales víctimas si son del municipio y en caso afirmativo les ‘piden’ los teléfonos móviles e, incluso, las zapatillas», inciden las mismas fuentes.

Con todo, vecinos del enclave aseguran que el autor material de la cuchillada tiene 17 años, es de origen sudamericano y reside en Villaviciosa; un extremo que este diario no ha podido confirmar. Días antes, otro adolescente tuvo que refugiarse en una casa de desconocidos tras ser perseguido por un violento grupo, provisto de cinturones a modo de intimidación.

Los agentes encargados de persuadir este modalidad delictiva son conscientes de que estos grupos, con edades comprendidas entre 15 y 17 años -e incluso menos- actúan en manada y siempre en superioridad numérica. Cuestión aparte son «las quedadas entre bandas para pegarse», muchas de ellas a través de las redes sociales. Para ocultar su identidad, los violentos aprovechan la generalización de las mascarillas y el uso de sudaderas con capuchas ceñidas.

La preocupación en Villaviciosa es notoria, más si cabe, tras lo acontecido en las fiestas del mes de septiembre, cuando otro joven resultaba herido por arma blanca y siete eran detenidos -cinco de ellos menores- durante un botellón que concentró a un elevado número de asistentes. Y al igual que ahora, gran parte de los responsables había acudido hasta allí para apoderarse de carteras y móviles. «Sí han dicho que son gente de fuera, la mayoría de los detenidos son de fuera», subrayaba entonces el alcalde, Raúl Martín Galán, al tiempo que aseguraba que no se habían detectado bandas desplazadas solo para robar.

Continue Reading

Noticias

La Guardia Civil investiga a una segunda persona por la desaparición de la vecina de Traspinedo

La Guardia Civil investiga a una segunda persona por la desaparición de la vecina de Traspinedo

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

La Guardia Civil que investiga la desaparición forzosa de la vecina de Traspinedo (Valladolid) Esther López de la Rosa, de 35 años, en paradero desconocido desde hace ahora quince días, ha incluido en la ‘nómina’ de investigados a una segunda persona, además del ya detenido R.G., ‘El Manitas’.

El segundo investigado, que no está detenido, es una de las personas que estuvo con la desaparecida la noche del día 12 de enero, según fuentes próximas a la investigación.

El varón ya ha declarado durante los últimos días en cinco ocasiones en la Comandancia como testigo, si bien la última, lo hizo en la tarde del miércoles entre las 18.00 y las 19.00 horas, ya en calidad de investigado y con asistencia letrada de oficio.

Pasa a disposición judicial el detenido por su presunta relación en la desaparición de Esther López en Traspinedo

Las pesquisas en la jornada de hoy han estado centradas en la pormenorizada inspección del turismo de ‘El Manitas’, un BMW oscuro, en el que los expertos toman muestras en busca de restos biológicos y otros vestigios que pudieran atestiguar que la desaparecida llegó a ocupar el coche de ‘El Manitas.

EN BUSCA DE RESTOS EN EL COCHE

Mientras tanto, el detenido ha podido mantener una nueva entrevista con su letrada y ha desistido de la huelga de hambre que había iniciado en protesta por la, a su juicio, injusta detención sufrida.

Será este viernes cuando la juez del caso debería de adoptar una nueva decisión respecto de la situación de ‘El Manitas’, bien su puesta en libertad provisional o su ingreso, también con carácter provisional, en el Centro Penitenciario de Valladolid.

Además, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla y León, la Guardia Civil va a organizar otra ‘macrobatida’ en la mañana de este sábado, 29 de enero, con la asistencia de voluntarios.

Se ampliará la zona de búsqueda, se avisará al 112 y se va a pedir la colaboración del Ayuntamiento y de la Cruz Roja.

El domingo, Traspinedo será escenario de una concentración de apoyo a la familia de Esther López que se desarrollará, a partir de las 17.00 horas, en la Plaza Mayor de la localidad y que ha sido convocada por el Ayuntamiento.

Continue Reading

Noticias

Denuncian agresión policial hacia unas trabajadoras de la limpieza que se manifestaban en Córdoba

Denuncian agresión policial hacia unas trabajadoras de la limpieza que se manifestaban en Córdoba

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Las trabajadoras, que ganan 717 euros al mes como salario base y no llegan al Salario Mínimo Interprofesional, llevan desde el 22 de diciembre en una huelga indefinida de todo el sector de la limpieza en Córdoba.

Las trabajadoras de la limpieza de Córdoba llevan 15 meses negociando un convenio. Hoy las empleadas antiguas ganan 717,24 euros. No llegan al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 965 euros. Por ello, y después de que el 22 de diciembre se rompieran las negociaciones con la patronal, están llevando a cabo una huelga indefinida.

Todos los días despliegan sus reivindicaciones a las puertas de los principales hospitales de Córdoba, donde las empleadas de este sector tienen representación sindical y aprovechan para tener más visibilidad.

Ayer, en el Hospital Infanta Margarita de Cabra, estas trabajadoras que se manifestaban con todos los permisos en regla, vieron su acción impedida por la Policía.

Las trabajadoras se situaban delante de los camiones que llevan la basura hasta el punto limpio, para que su huelga se haga visible y en vez de cinco vehículos salgan dos al día, tal y como se había establecido.

El hospital decidió llamar a la Policía Nacional que se personó en el lugar y retiró a las trabajadoras de la zona, que resistían entre cánticos y pancartas. “Señora, aquí mando yo”, gritaba uno de los Agenes, tal y como se puede ver en el vídeo que se ha viralizado por Twitter. En el forcejeo una de ellas cayó al suelo, causándole varios traumatismos en cabeza, codo y espalda.

Continue Reading
Advertisement

Categorias

Archivos

Mas vistos