Connect with us

Noticias

Una vigilante del Parlamento sufrió mobbing por denunciar «relaciones sexuales» en horario de trabajo

Una vigilante del Parlamento sufrió mobbing por denunciar «relaciones sexuales» en horario de trabajo

Published

on

Photo fjcastro
  • Una juez da la razón a la trabajadora, que fue trasladada a prestar servicio en un supermercado, después de denunciar los hechos.
  • La empleada volverá a su puesto el próximo

 

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Una denuncia sobre las supuestas «relaciones sexuales» que mantenían vigilantes de seguridad del Parlamento en Andalucía acabó en un caso de mobbing a la delegada sindical que los denunció, que fue trasladada a trabajar en un supermercado y a la que la Justicia ha dado ahora la razón, condenando a la empresa a devolverla a su puesto en el Parlamento y a indemnizarla con 3.000 euros por los daños y perjuicios causados.

La sentencia del juzgado de lo Social número 8 de Sevilla ha fallado a favor de la trabajadora Mónica Mena, representada por el abogado Luis Ocaña, y ha condenado a la empresa Grupo Control Empresa de Seguridad por el «acoso laboral» sufrido.

El fallo recoge como hechos probados que la trabajadora Mónica Mena, que es miembro del comité de empresa, comunicó al presidente del comité en una reunión celebrada el 11 de septiembre de 2018 unos «rumores» en relación al comportamiento de ciertos compañeros y compañeras dentro de las instalaciones del Parlamento andaluz donde prestan servicio. Dos días después se celebró una nueva reunión y la secretaria del comité de empresa remitió una copia a la empresa recogiendo que Mónica Mesa había puesto de manifiesto la circunstancia de que «hay información sobre que varios compañeros están manteniendo relaciones sexuales dentro del Parlamento en horario de trabajo», recoge la sentencia.

A continuación, el jefe de servicio de la empresa le comunicó que, según el departamento de Recursos Humanos, debía ser el comité quien procediera a la investigación, «al tratarse de meros rumores expuestos por la trabajadora», y varios días después, en concreto el 21 de septiembre de 2018, le comunicó a la denunciante que ante la «falta de aportación de pruebas» se había disuelto el comité de investigación. Y tres días después, el 24 de septiembre, el jefe de equipo de la empresa envió a los trabajadores sendos escritos indicando que Mónica Mena había puesto en conocimiento unos «hechos constitutivos de delito», lo que culminó con un comunicado por parte de los trabajadores pidiendo que se tomaran medidas disciplinarias «en relación a lo implicados y dejar de prestar servicio» con la denunciante ante la falta de confianza. 

En ese momento, prosigue la sentencia, Mónica Mena denunció a la empresa la situación de «acoso» que estaba padeciendo, sin que la empresa se haya planteado investigación «al no haber una solicitud expresa de activación» y «considerar que ya la empresa tiene una imagen de lo que ha pasado». 

La trabajadora tuvo entonces una baja laboral y cuando se reincorporó a su puesto, en noviembre de 2018, la empresa la trasladó a un supermercado en Los Bermejales, una decisión «derivada al parecer de la pérdida de confianza hacia la actora por parte del cliente«, si bien hay varios escritos del jefe de servicio de asuntos general y gestión de personal del Parlamento que «niegan que el Parlamento haya tenido participación alguna en dicho traslado, ni para que opere el cambio de destino efectuado».

Sufrió un «boicot»

Mónica Mena ha explicado a este periódico que sufrió un verdadero «boicot» a su persona por haber denunciado que había una compañera que era objeto de «burlas» por parte de sus compañeros, quienes «decían que tenían relaciones con ella» y consideraba que estaba siendo objeto de un «trato vejatorio». Sin embargo, esos hechos denunciados «no los ha investigado nadie», recuerda Mónica, que lamenta cómo fue trasladada a un supermercado, un puesto «peor valorado». La actuación de la empresa, señala Mónica, fue un «castigo, una persecución por mi actividad sindical«.

Tras la sentencia, Mónica se reincorporará el próximo lunes, 7 de febrero, a su puesto de trabajo en el Parlamento andaluz, algo que le satisface. «Lo llevo bastante bien porque mis compañeros quieren que siga realizando mi actividad sindical», ha añadido.

La sentencia del juzgado de lo Social número 8 de Sevilla concluye que en este caso «se aprecian las notas caracterizadoras del hecho denunciado. Se aprecia cómo las manifestaciones que fueron trasladadas por la trabajadora en el seno del comité de empresa, como miembro del mismo y que debió estar amparada por el deber de sigilo, trasciende no sólo del propio órgano sino que llega a la propia empresa, creándose además un comité de investigación de bases inexistentes y formado arbitrariamente y del que no forma parte precisamente la impulsora». 

Un entorno «intimidatorio u ofensivo»

Pero fuera de todo esto, prosigue el fallo, los «intervinientes van más allá y proceden a dar publicidad a los hechos a toda la plantilla a través de un comunicado poniendo en la palestra el nombre de la impulsora, se hace a través de la cadena de mando por el jefe de equipo». Así, lo que pudiera calificar como un «acto aislado y puntual, realmente culmina creando un entorno intimidatorio u ofensivo para la víctima en el centro de trabajo y que culmina con un traslado de la trabajadora a instancias de los propios trabajadores y compañeros y que no ha resultado justificado por esa supuesta pérdida de confianza trasladada a la trabajadora, a la vista de las distintas certificaciones emitidas por el Parlamento de Andalucía».

Es el jefe de Equipo quien redacta dicho comunicado «sin que justifique el porqué de consignar el nombre de la trabajadora reconociendo que con ello se ha generado mayor conflicto«, por lo tanto «existe una responsabilidad del mando al tratarse de una conducta intencional y de la empresapor consentir la actuación de las personas».

Noticias

Magrebí deja inconsciente a una lesbiana en una agresión homófoba: «¡Marimacho!»

Magrebí deja inconsciente a una lesbiana en una agresión homófoba: «¡Marimacho!»

Published

on

Photo fjcastro


Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Una chica de 22 años disfrutó con su novia y otras dos amigas en la feria de Torremolinos (Málaga) el pasado domingo. Sin embargo, a la vuelta a casa, en torno a las siete de la mañana y mientras hacían tiempo para que llegara el tren, un joven de apariencia magrebí, tras mojar a varias con una copa, empujó y dio puñetazos y patadas a la denunciante mientras permanecía inconsciente en el suelo. La víctima asegura que se trata de una agresión homófoba ya que anteriormente la llamó «marimacho.


En el momento en el que se produjo la agresión, la víctima asegura que se encontraba con su pareja agarrada de la cintura y en actitud cariñosa mientras hablaban con las demás amigas. Según Diario Sur, que cita la denuncia de la víctima, en ese momento apareció un chico joven que parecía estar borracho y le tiró la copa que llevaba, lanzando el líquido a la víctima. Entonces, ésta le dijo al agresor que tuviera cuidado con la copa, a lo que el joven le respondió: «¿Tú qué me vas a decir a mí, marimacho?», algo que repitió en varias ocasiones.

La víctima entonces le preguntó al joven si tenía algún problema, a lo que él le pidió que no se pusiera chula, al tiempo que llamó a su novia, que terminó abalanzándose sobre la agredida iniciándose una pelea entre ambas. Las amigas intentaron mediar, momento en el que el joven de apariencia magrebí aprovechó para dar un empujón a la denunciante, tirándola hacia atrás y provocando que golpeara su cabeza en un bordillo, quedando inconsciente.

Según la denuncia que cita el medio, fueron unos chicos quienes la rescataron y vieron cómo el agresor le daba puñetazos y patadas en el suelo. Tras llegar la Policía, los agresores ya habían salido corriendo, por lo que los agentes únicamente pudieron llamar a los servicios médicos para que la víctima fuera derivada al Hospital Regional de Málaga, donde fue sometida a numerosas pruebas, entre ellas un TAC. Tras recibir el alta, acudió a la comisaría de Torremolinos-Benalmádena para denunciar los hechos.

Según explica la denunciante a Diario Sur, recuerda al agresor como un joven de más o menos de su estatura (1,65), con bigote, de ojos marrones y muy delgado, con pelo negro, rapado y con mechas rubias. Además, según explica, le dio la impresión de que era magrebí.

Continue Reading

Noticias

Intervienen dos pistolas a dos hombres que disparaban a latas en el Retiro

Intervienen dos pistolas a dos hombres que disparaban a latas en el Retiro

Published

on

Photo fjcastro


Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Agentes de la Policía Municipal han intervenido dos pistolas de aire comprimido, cartuchería y ocho bombonas de gas CO2, además de dos trozos de hachís, a dos hombres que estaban disparando a latas y botellas de refresco en el parque del Retiro de Madrid.

Los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde del domingo cuando un viandante manifestó a los agentes que había visto a dos personas disparando en el parque a latas y botellas.

Los agentes localizaron a los dos hombres, de 29 y 31 años, y les intervinieron los efectos referidos, informa la Policía Municipal, que interpuso la correspondiente denuncia.

Continue Reading

Noticias

Los 13 detenidos en Melilla, Granada y Nador por su vinculación a Daesh ya tenían nacionalidad española

Los 13 detenidos en Melilla, Granada y Nador por su vinculación a Daesh ya tenían nacionalidad española

Published

on

Photo fjcastro


Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

La operación antiyihadista llevada a cabo por la Policía Nacional y la Dirección General de Seguridad Territorial (DGST) de Marruecos ha dejado ya diez detenidos en Melilla y uno más en Granada, así como otros dos arrestados en Nador. Todos ellos están investigados por su presunta relación con la organización terrorista Estado Islámico (Daesh). La operación, que continúa abierta, está coordinada del lado español por la Audiencia Nacional, concretamente por los juzgados centrales número dos y cinco. Según informan fuentes policiales, todos los detenidos en territorio nacional son de nacionalidad española.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destacado que la operación pone en valor la «eficacia» de la Policía Nacional en colaboración con otras agencias, entre ellas Europol. En este sentido, ha subrayado que Marruecos es un «socio absolutamente estratégico».

«No nos precipitemos en valorar la peligrosidad de la célula desarticulada, lo importante es que tenemos unas Fuerzas de Seguridad absolutamente volcadas en prestar seguridad», ha dicho en declaraciones a la prensa tras el acto por el Día de la Policía Nacional organizado por la Jefatura Superior de Madrid.

La Oficina Central de Investigación Judicial (BCIJ), el órgano antiterrorista de Marruecos, adelantó en un comunicado remitido a la agencia MAP que la operación deja al menos dos individuos arrestados en la ciudad de Nador.

Los registros efectuados permitieron también la incautación de material informático en forma de teléfonos móviles, tarjetas SIM, un ordenador y soportes digitales.

Desde la oficina antiterrorista de Marruecos han destacado que la operación se enmarca en las buenas relaciones de cooperación entre los servicios de seguridad de ambos países.

Según los datos preliminares de la investigación, los miembros de esta célula terrorista hacían apología del terrorismo extremista mediante la difusión de discursos y contenidos digitales a través de sistemas informáticos o de comunicación, con el objetivo de reclutar y alistar a personas para unirse a organizaciones terroristas.

Los sospechosos también difundían discursos extremistas que incitaban a terceros a unirse a organizaciones terroristas. Las pesquisas policiales apuntan a la conexión de los arrestados con un emir que tenía vínculos con otra célula desmantelada en diciembre de 2019 en Madrid y la ciudad de Nador.

Continue Reading
Advertisement

Categorias

Mas vistos