Connect with us

Noticias

Detención de Camila Acosta: «Ya encontré a mi hija, pero me mintieron. Está en la estación 10 de octubre»

Detención de Camila Acosta: «Ya encontré a mi hija, pero me mintieron. Está en la estación 10 de octubre»,

Published

on

Photo fjcastro

«Ya encontré a mi hija Camila», dice al otro lado del teléfono, con un ligero tono de alivio, Orlando Acosta. Son las 10 de la noche en Cuba (cuatro de la madrugada en España), y el padre de la periodista, que fue detenida el lunes tras cubrir las protestas para ABC y el medio independiente Cubanet, se ha pasado todo el día de una lado a otro de La Habana buscándola. «Está en la estación policial 10 de octubre», afirma Orlando, al que unas horas antes le habían dicho que su hija estaba en otro centro de detención, la temida y cuestionada 100 y Aldabó, donde supuestamente la habían trasladado desde la estación policial de Infanta y Manglar.

Así se lo habían notificados los agentes de dicho centro cuando intentó, por segundo día consecutivo ver a Camila y hacerle llegar algunos objetos personales -útiles de aseo y ropa-. «Me mintieron», denuncia Orlando, que tras trasladarse a la nueva dirección, a dos horas de distancia de la anterior, tuvo que esperar varias horas más hasta que le dijeron algo del verdadero paradero de su hija. «Había grandes listados de detenciones, y no había ordenadores. Aquello no parecía un escenario del siglo XXI sino de la Segunda Guerra Mundial. Había muchas mesas, muchas listas en las que los nombres estaban mal puestos. Si me lo hubieran dicho, no me lo hubiera creído. Por lo menos ahora sé dónde está», declara a ABC, algo más tranquilo después de días de angustia. Recuerda que al principio de llegar al centro preguntó y preguntó por el nombre de su hija, y este no aparecía. «El caos era tan grande. Parecía que estaban jugando conmigo». La orden que tenían, según le confesaron después, «era la de decir que ella no estaba allí». De no dar ninguna información sobre la periodista.

La situación surrealista y desesperada llevaron a Orlando a enfrentarse a los agentes y decirles que si no le decían dónde se encontraba su hija «denunciaría que estaba desaparecida». Tras lanzar este ultimátum, enfiló la salida y comenzó su regreso en coche. «Entonces me mandaron varios patrulleros para interceptarnos. Me llevaron al centro y me dijeron que podían decirme donde estaba Camila», relata. La periodista independiente cubana había sido trasladada a la estación policial 10 de octubre, uno de los centros -junto con la estación Capri, el centro Vivac y 100 y Aldabó, cuartel general de la Dirección Técnica de la Policía Nacional- donde han sido trasladados decenas de detenidos esta semana.

Orlando de nuevo volvió a montar en el coche y enfiló hacia este nuevo destino, «donde ya me estaban esperando, como si me conocieran». Y donde, asegura, le trataron mejor. «Me permitieron dejar los objetos que llevaba para mi hija, aunque me faltaba algunos, como unas chanclas», se lamenta.

Sin llamada hasta el lunes
Sin embargo, no pudo verla. La familia no ha tenido ninguna comunicación con la periodisa desde su arresto. Camila Acosta no podrá realizar su primera llamada telefónica hasta el próximo lunes, según indicaron este miércoles a su padre. «Le dejarán hablar cinco minutos, y si atiende (se porta bien), diez». Ese día se cumplirán siete días del arresto y de la investigación, en la que ha sido acusada de los cargos de «desacato» y «desorden público» por grabar las manifestaciones que se produjeron en La Habana el pasado domingo, día en el que se desencadenó una ola de movilizaciones en toda la isla para protestar por la situación económica y la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, que atraviesa su peor momento. «Los cubanos están reclamando sus libertades», defiende el padre de Camila, que tampoco tiene constancia de que su hija haya tenido acceso a un abogado.

Su propia tragedia personal le hace estremecer a Orlando al pensar lo que están sufriendo otras familias. «He visto escenas muy feas (en el centro 100 y Aldabó). Soy cubano y pienso en cuántos padres tendrán ahí a sus hijos. No me gustó lo que vi», concede.

El de ayer fue un día duro para Orlando. Tampoco este miércoles pudo recoger sus cosas ni las de su hija del apartamento donde ella vivía alquilada y del que acaba de ser deshauciada, una vez más, por orden de la Seguridad del Estado. Él, que estaba de visita pues reside en EE.UU. (Camila no puede salir de Cuba porque está ‘regulada’), ha tenido que buscar refugio en casa de un amigo, «un buen cubano». Este viernes tenía pensado regresar a casa (el lunes, cuando fue detenida, Camila acompañaba a su padre a hacerse una prueba PCR), pero no lo hará mientras su hija esté arrestada. Una situación que podría prolongarse dependiendo de si va a juicio y la condenan por los delitos de los que se le acusa (la pena oscila entre los 3 y los 6 años). «Yo no me voy, aunque eso suponga que pierda mi residencia en EE.UU.», dice de manera tajante.

Dejamos a Orlando que descanse, mañana volverá a la estación policial 10 de octubre para llevarle más cosas a su hija, entre ellas, sus chanclas.

Noticias

Dos detenidos por intentar hacer un «simpa» de 1.080 euros de una cena en un restaurante

Dos detenidos por intentar hacer un «simpa» de 1.080 euros de una cena en un restaurante

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Dos hombres han sido detenidos en Valencia por intentar hacer un «simpa» de una cena de 1.080 euros tras abonar solamente 400 euros e intentar huir sin pagar el importe total, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.
Según relató el encargado del establecimiento a los agentes, los dos comensales habían consumidor alimentos y bebidas de precios altos y se negaban a satisfacer la nota.
Los dos arrestados, de 29 y 32 años de edad y de origen español y búlgaro, respectivamente, están acusados como presuntos autores de un delito de estafa.
Sucedió el pasado miércoles sobre las once y media de la noche, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigieran a este restaurante del distrito de Maritim en Valencia.
Los agentes acudieron al local, donde el encargado les esperaba en la puerta y les explicó que estos clientes debían 680 euros e intentado huir del establecimiento.
Tras su detención, los dos hombres – sin antecedentes policiales- han pasado a disposición judicial.

Continue Reading

Noticias

Vítor, el prófugo de 21 años al que se buscaba por el secuestro y el robo de más de 200.000 euros a una joyera de Valdepeñas

Vítor, el prófugo de 21 años al que se buscaba por el secuestro y el robo de más de 200.000 euros a una joyera de Valdepeñas

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Victoriano, conocido como Vítor, lleva varios días durmiendo en prisión desde que la Policía Nacional lo detuvo por sorpresa en un supermercado de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) la mañana del 18 de noviembre, después de un intento frustrado por familiares y amigos en Puertollano el día anterior.
Era un prófugo al que le constaban cuatro requisitorias judiciales, aunque una tenía más relevancia que las otras.
Sobre Vítor, español de 21 años y con una amplia carrera como delincuente pese a su juventud, pesaba una orden judicial de busca, captura e ingreso en prisión desde primavera por el incumplimiento de una sentencia dictada hace más de un año, en octubre de 2021.
Está condenado a siete años y medio de cárcel por la detención ilegal de Perla, una joyera de Valdepeñas a la que también robó más de 200.000 euros de su establecimiento de ‘Compro oro’ junto con tres cómplices la mañana del 3 de agosto de 2020.
En el juicio, celebrado en septiembre de 2021, Vítor negó su participación, pero el tribunal considera probado en su sentencia que este joven conducía el coche de Perla en el que cuatro individuos, dos de ellos menores, la raptaron poco antes de las diez de la mañana.
Fue maniatada en los asientos traseros y amenazada en el cuello con dos cuchillos de grandes dimensiones.
Le dijeron también que su marido y su hija, menor de edad entonces, estaban raptados. Incluso, con auriculares en los oídos, simularon que estaban hablando con los supuestos secuestrados.
Pero era un farol.
La escena ocurría mientras uno de los asaltantes, que en el juicio reconoció su implicación, la conminaba dentro del vehículo a darles las llaves y la clave para desactivar la alarma: «Nos vas a dar la contraseña de la tienda y, como te equivoques, vamos a empezar a matar a tu hija, luego a tu marido y tú serás la última», en enero de 2021.
Finalmente, los delincuentes entraron en el local, se apropiaron de 17.000 euros en metálico y joyas tasadas en 205.000 euros.
Pero no soltaron a Perla, a la que liberaron unas dos horas y media después en un polígono industrial cerca de Carrión de Calatrava, a 60 kilómetros de Valdepeñas. «Vamos a bajar a esta señora, que se ha portado muy bien», vino a decir Vítor, que era el conductor.
Para entonces, uno de sus compinches, Rachid -también condenado por estos hechos-, había grabado un vídeo que luego llegó a manos de la Policía.
En él se le ve con el rostro tapado con mascarilla, a los dos menores y a la rehén, que viajaban atrás.
«El que se portó mejor»
Además de las joyas y el dinero, le robaron su teléfono móvil, un Iphone, y un valioso reloj.
De nada le sirvió a Perla rogar que le devolvieran su teléfono porque guardaba fotografías de su hermana Sonia, fallecida unos años atrás. Sí encontró su coche, dos semanas después, en la calle Calatrava de Ciudad Real aparcado en zona azul y con una treintena de multas.
Perla recuerda ahora que en el juicio Vítor negó su participación en este secuestro exprés, «pero yo lo identifiqué.
Era el que conducía y el que mejor se portó conmigo».
Condenado a siete años y medio de prisión por estos hechos en octubre del año pasado, Vítor no ingresó en la cárcel y en mayo se decretó su busca y captura.
Conocido por las fuerzas y cuerpos de seguridad, la Policía Nacional seguía la pista de un joven peligroso y escurridizo, con numerosos delitos contra el patrimonio, que abandonó su localidad, Puertollano, a raíz de la sentencia.
También tenía tres requisitorias judiciales de detención y personación ante la autoridad judicial emitidas por juzgados de Ciudad Real, Puertollano y Montoro por delitos de robo con violencia e intimidación, receptación de objetos sustraídos y contra la seguridad vial.
La detención Los agentes de la comisaría de Puertollano tuvieron constancia de que últimamente se escondía en diversos domicilios de familiares que viven en el barrio del Pino y Las Mercedes , por lo que se montó un complejo dispositivo de vigilancia y discreto seguimiento.
Se decidió detenerlo el jueves 17 de noviembre, pero no se pudo llevar a cabo porque numerosos familiares y amigos de Vítor lo impidieron.
Se pusieron de por medio, arrojaron todo tipo de objetos a los agentes y el joven delincuente pudo escabullirse y meterse en su domicilio.
Los policías no pudieron pasar de la puerta porque no tenían una orden de entrada y registro, con lo que tuvieron que esperar una mejor oportunidad. La ocasión se presentó al día siguiente.
Vítor salió de su escondite en Puertollano y se dirigió en coche hasta la vecina localidad de Argamasilla de Calatrava, a unos diez kilómetros.
Los policías de paisano que lo seguían esperaron el momento oportuno para detenerlo.
Fue a mediodía dentro de un supermercado al que Vítor había encontrado con su novia.
No se lo esperaba, no tenía por dónde salir y no se resistió. «Pensaba que me iban a estrangular» «Aunque sé que estaba fugado, no estaba intranquila», cuenta Perla, que ha continuado con su vida a pesar del traumático episodio vivido la mañana del 3 de agosto de 2020.
«Esa parte intenté que no me perjudicara emocionalmente, tampoco voy a permitirlo», afirma la joyera, que también es mediadora familiar.
Esta circunstancia cree que le vino bien en el secuestro -«Durante todo el rapto no solté una lágrima», recuerda- y también le ayuda ahora para seguir adelante.
En lo económico, no pudo recuperar nada de los 17.000 euros en metálico y su compañía de seguros sólo le repuso una parte del valor de las joyas.
En cuanto a su vehículo, lo usó tres meses más, pero debió comprar otro porque había una escena que a Perla se le repetía: «Cada vez que subía al coche, pensaba que me iban a estrangular».

Continue Reading

Noticias

Detienen a seis personas de una familia por un tiroteo entre miembros del mismo clan en Torrent

Detienen a seis personas de una familia por un tiroteo entre miembros del mismo clan en Torrent

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

La Policía Nacional han detenido en en la localidad valenciana de Torrent a seis personas de entre 21 y 64 años , todos ellos miembros de una misma familia, como presuntas autoras de un delito de tentativa de homicidio tras al parecer disparar contra la casa de otros familiares.
Los hechos ocurrieron el martes sobre las diez y cuarto de la noche, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigieran a una zona de Torrent donde, al parecer, había una reyerta entre familiares del mismo clan y se habían escuchado varias detonaciones, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.
Varias patrullas se dirigieron al lugar donde han localizado a tres hombres, quienes han manifestado que unos familiares se habían presentado allí y habían disparado sobre la ventana de un dormitorio, mientras otros intentaban abrir la puerta mediante golpes , para posteriormente huir.
Los agentes han observado que la puerta de entrada estaba dañada y los cristales rotos, así como la ventana a la que habían disparado, y han localizado dos proyectiles en el interior de la habitación, uno en el suelo y otro incrustado en la pared.
El tercero no lo han localizado, pero sí han comprobado que había tres orificios en la persiana.
Las patrullas han averiguado que en el interior de la vivienda se encontraban otras tres personas, una de ellas una mujer convaleciente que ha tenido que ser atendida por un indicativo sanitario.
Otro de los moradores estaba herido en la cabeza, al producirse un corte con la rotura de cristales.
Tras los hechos ocurridos, este jueves fueron localizados y detenidos cinco hombres , familia de las víctimas, como presuntos autores de un delito de tentativa de homicidio.
Los arrestados han pasado a disposición judicial en la mañana de este viernes.

Continue Reading
Advertisement

Categorias

Mas vistos