Connect with us

Noticias

Así atrapó la Guardia Civil al fugitivo Miguel Silva, ‘el Macho’, con tres homicidios dolosos en su historial

Así atrapó la Guardia Civil al fugitivo Miguel Silva, ‘el Macho’, con tres homicidios dolosos en su historial

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Miguel Silva Fernández, ‘el Macho’, era un fugitivo de la Justicia y la Guardia Civil sospechaba que podía estar oculto en La Puebla de Almoradiel, en La Mancha toledana, desde hacía unos meses. Sin embargo, este hombre de 43 años tomaba medidas de seguridad y no se dejaba ver por este pequeño municipio, de apenas 5.000 habitantes.

Los ocho agentes del puesto llevaban su fotografía en los coches patrulla junto con sus características físicas y su sangriento historial delictivo. Sabían que podía ser un tipo de ‘gatillo fácil’ si se lo encontraban cara a cara. Condenado por tres homicidios dolosos en Puertollano (Ciudad Real), según la Guardia Civil, suma también numerosos antecedentes policiales por robos con violencia, lesiones, por quebrantamiento de condena o delitos contra la salud pública, principalmente entre 2015 y 2019.

Los guardias de este pueblo manchego también conocen desde hace tiempo a la familia, que lleva años residiendo en el pueblo: la mujer de Miguel Silva vive en la calle La Uva y su hija reside a poco más de un kilómetro, en la calle Entrevías. Pero ‘el Macho solía dejarse ver por gente cercana porque sabía lo que había, con lo que las pesquisas de la Guardia Civil para localizarlo no surtía el efecto deseado.

Pero, como ocurre cuando uno menos se lo espera, surgió el golpe de suerte que se necesita a veces en la vida. De buena suerte para la Guardia Civil, de mala suerte para Miguel Silva Fernández, de etnia gitana y nacido en 1978. La madrugada del 3 al 4 de junio, entorno a las dos, hubo una llamada al teléfono de urgencias 062. Procedía desde el único salón de apuestas en el pueblo -antes de Codere, ahora Versus- y comunicaban que había una alteración de orden público.

No iba armado
Una pareja del puesto de La Puebla de Almoradiel, la única de servicio para ocho pueblos, acudió al aviso. También se sumaron dos agentes de Corral de Almaguer, a 30 kilómetros de la casa de apuestas, que abre a diario en el cruce de la calle Santa Cruz con la avenida de la Libertad, una de las salidas del pueblo.

A Miguel, que estaba dentro del local, le pidieron la identificación y facilitó de palabra datos de filiación de un hermano. Pero ‘el Macho’ no contaba con la pericia de uno de los guardias, el sargento y jefe del puesto de La Puebla de Almoradiel. El agente, muy experimentado, sabía que estaba delante del delincuente al que buscaban desde hacía meses.

Sobre él pesaban cuatro requisitorias judiciales en vigor, dos de ellas de ingreso en prisión: una por orden de la Audiencia Provincial de Ciudad Real por homicidio y la otra, de un juzgado de esta capital. Las dos restantes habían sido dictadas por un juzgado de Quintanar de la Orden (Toledo) -a ocho kilómetros de La Puebla de Almoradiel- y por otro de Getafe (Madrid), que ordenaban la búsqueda, detención y personación del ‘Macho’ ante la autoridad judicial.

El fugitivo, que tenía otro domicilio en Alcalá de Henares (Madrid) en su ficha policial, fue cacheado y detenido sin que ofreciera resistencia. No iba armado y los agentes no tuvieron que desenfundar su arma reglamentaria. «Es una buena intervención de la Guardia Civil; hacerse pasar por un hermano y que el guardia veterano lo supiera, es una buena intervención», dice un policía nacional que conoce al ‘Macho’.

Se encañonaron mutuamente
Uno de los tres homicidios dolosos cometidos por Miguel Silva se remonta al 23 de abril de 2003 en la calle Callao de Puertollano, en el barrio del Pino de esta población ciudadrealeña de pasado minero. Acompañado de su amigo José Amador de Cádiz, mataron a Manuel Utrera, de 18 años, en su vivienda. Iban armados con una pistola y una escopeta de caza de cañones recortados para robarle supuestamente. Pero la historia acabó en un crimen y a él se le detuvo horas más tarde.

Cuando ocurrió ese homicidio, Miguel vivía en San Martín de Porres, un barrio chabolista en Ciudad Real, a 45 kilómetros de Puertollano. Él y su compinche se desplazaron en coche desde la capital de la provincia, entraron en el barrio, lo mataron y volvieron a Ciudad Real, con una persecución policial de película, recuerdan fuentes consultadas por ‘ABC’.

‘El Macho’ logró entrar en su barrio y una pareja uniformada estuvo a punto de detenerlo. Fuera de los coches, con un vehículo frente a otro, los policías, Miguel y José Amador se encañonaron mutuamente, a corta distancia. Pero vecinos del barrio, desde las ventanas, apuntaron a los agentes, que tuvieron que dejarlos ir. Entonces un despliegue de la Policía Nacional con varios vehículos y agentes cercaron el barrio, y controlaron todas sus salidas y entradas. Como los drogadictos no podían entrar a comprar droga, los patriarcas obligaron a Miguel a salir y entregarse, cuenta un agente que participó en aquel operativo.

Meses después, en ese mismo barrio, una reyerta entre los clanes de los Silva y de los Cádiz se cobró el asesinato de un padre y un hijo, por los que el padre de Miguel pagó en prisión. El Macho’, por su parte, fue condenado a 23 años de prisión en 2006 por el homicidio doloso de Manuel Utreña, además de un robo con violencia, allanamiento de morada y tenencia ilícita de armas.

Cumplía la pena en Madrid VI, en Aranjuez, cuando aprovechó un permiso carcelario para no volver a la prisión. Fue descubierto en su escondrijo en Coín (Málaga) gracias a la Operación Marea Azul de la Guardia Civil y detenido en diciembre de 2015. Como ahora, entonces se identificó con la documentación de otra persona con la que compartía rasgos físicos similares. Pero no coló y ‘el Macho’ ha vuelto a prisión.

Noticias

Nueve años de cárcel para un maltratador que pegó y secuestró amordazada a su exnovia por contenidos de su móvil

Nueve años de cárcel para un maltratador que pegó y secuestró amordazada a su exnovia por contenidos de su móvil

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Un maltratador reincidente ha sido condenado a nueve años y siete meses de prisión por pegar a su exnovia, secuestrarla atada y amordazada durante horas y luego robarle el móvil por unos supuestos «contenidos comprometedores» suyos y de un amigo, que le ayudó y a quien la Audiencia Provincial de Castellón impone una pena de siete años y medio. Ambos fueron declarados culpables de un delito de robo con violencia y detención ilegal por el asalto de madrugada en la casa de la víctima, y en el caso de su expareja, también por quebrantamiento de condena , porque ya la había agredido anteriormente. Entre los dos deberán indemnizar a la víctima con 2.950 euros , por las lesiones , por los daños morales que sufrió a consecuencia del ataque y por el importe del móvil robado. Los condenados no podrán acercarse a menos de 200 metros ni comunicarse con la mujer durante diez años, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana en un comunicado. En el momento de los hechos, la expareja de la víctima tenía una prohibición de aproximación y comunicación respecto de ella, según una sentencia condenatoria dictada por un Juzgado de lo Penal de Castellón. Apoderarse del teléfono El asalto ocurrió en la madrugada del 25 de mayo de 2020 cuando los dos hombres fueron hasta el domicilio de la víctima, en un municipio de la provincia de Castellón, con la intención de apoderarse de su teléfono móvil donde creían que almacenaba contenidos «comprometedores» para ellos. Según el relato que hace la resolución, los condenados aprovecharon que el exnovio conservaba un juego de llaves de la vivienda para sorprender a la mujer, que estaba completamente dormida , y darle un puñetazo que la dejó sin sentido. A continuación, la ataron fuertemente de pies y manos y la amordazaron con dos pañuelos, uno en el interior y otro en el exterior de la boca. En un momento de la agresión, la mujer recobró el conocimiento y escuchó que uno de los penados preguntaba: « ¿La matamos? «, mientras que el otro respondía: »No, déjala que se muera sola «. Los hombres se llevaron el teléfono, huyeron de la vivienda y la dejaron atada y amordazada , sin poder pedir ayuda. Fue rescatada varias horas después por la Guardia Civil y por los Bomberos , que recibieron el aviso de una familiar, alertada porque la víctima no contestaba a sus llamadas o tenía el teléfono apagado. La sentencia no es firme y puede recurrirse ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Continue Reading

Noticias

Investigan la muerte de un vigilante de seguridad en el Club Náutico de Sevilla: «De aquí salió vivo»

Investigan la muerte de un vigilante de seguridad en el Club Náutico de Sevilla: «De aquí salió vivo»

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

Ha fallecido un vigilante de seguridad del Club Náutico de Sevilla esta misma madrugada, tal y como han confirmado a OKDIARIO Andalucía fuentes del club deportivo, que aseguran que el cuerpo sin vida del hombre apareció a las 6 de la mañana en uno de los baños de las instalaciones deportivas. La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, aunque desde la gerencia del Club Náutico aseguran a este medio que el fallecido tenía «problemas de tensión», que «salió con vida» del club y que se descarta una muerte violenta.

«Estaba en servicio, cuando fue el relevo se encontraron que no estaba en buen estado. Que se había golpeado y se había caído. No sabemos aún qué le ha pasado. Avisamos a los servicios de emergencia y se lo llevaron. Pero de aquí salió vivo», asegura el gerente del Club Náutico a OKDIARIO Andalucía, donde descarta una muerte violenta: «La Policía ha venido, ha revisado las cámaras con nosotros, y es totalmente falso que haya sido por una muerte violenta», tal y como han señalado algunos medios locales.

«Estaba en servicio, cuando fue el relevo se encontraron que no estaba en buen estado. Que se había golpeado y se había caído. No sabemos aún qué le ha pasado»

«El hombre tenía problemas de tensión. Anoche no se encontraba bien», asegura el gerente del Club Náutico, que insiste en descartar una muerte violenta: «De aquí salió vivo. Esto es piscina y césped. Aquí no hay nada».

Según han confirmado fuentes policiales, el hallazgo del cadáver se ha producido esta mañana a primera hora cuando los primeros trabajadores han acudido al recinto. La víctima, que tenía unos 50 años, había entrado de servicio la noche anterior y ha sido encontrado sin vida en el interior de unos baños. El Grupo de Homicidios ya se ha hecho cargo de las diligencias.

Continue Reading

Noticias

Detenidos dos jóvenes que huían con la caja registradora de una librería

Detenidos dos jóvenes que huían con la caja registradora de una librería

Published

on

Photo fjcastro

Web de Ofertas de empleo
Enlace Invitación a Telegram

El ruido de unos cristales rotos perturbó la tranquilidad del barrio de San Antón durante la medianoche del pasado domingo. Dos jóvenes, de 20 años de edad con múltiples antecedentes por delitos de robo con fuerza, rompían el escaparate de una conocida librería con el fin de sustraer la caja registradora. Los hombres fueron detenidos por la Policía Nacional. Los hechos tuvieron lugar a a las 00.10 del pasado domingo, cuando un vecino que presenció los hechos comunicó a la Policía Nacional, a través del teléfono 091, que se estaba produciendo un robo en la zona. Instantes antes de que las patrullas llegasen al lugar, los dos jóvenes, que habían fracturado la luna del escaparate con una alcantarilla que abandonaron en el lugar, huyeron del lugar con la caja registradora. Gracias a que el testigo fue aportando a los agentes la descripción de ambos individuos y la dirección de huida, las patrullas consiguieron localizarlos a pocos metros. Cuando los dos hombres se percataron de la presencia policial, uno de ellos trató de deshacerse de la caja registradora que tenía en sus brazos, mientras que el otro salió corriendo. Ambos fueron interceptados por los agentes y uno de ellos tuvo que recibir asistencia médica al presentar varios cortes sangrantes en una pierna producidos por las fracturas en la luna del escaparate. Los agentes recuperaron la caja registradora y se la devolvieron a su propietario. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial .

Continue Reading
Advertisement

Categorias

Mas vistos